Overblog
Seguir este blog Administration + Create my blog
29 noviembre 2012 4 29 /11 /noviembre /2012 15:26

 http://www.cronicapopular.es/2012/11/lo-que-no-se-cuenta-en-espana-sobre-alvaro-uribe/

 

Lo que no se cuenta en España sobre Álvaro Uribe

 

– 26 noviembre, 2012Publicado en: EN CANDELA

 

candela.jpg

 José Manuel Martín Medem

 En Colombia no saben qué hacer con el testimonio de un mercenario israelí, patrocinado por Washington y protegido por el Tribunal Europeo de Derechos Humanos, que acusa al ex/presidente Álvaro Uribe de haber financiado el entrenamiento de los escuadrones de la muerte en alianza con militares, terratenientes, narcotraficantes y asesores de Estados Unidos. La investigación conduce a las cloacas institucionales del terrorismo de Estado.

 El teniente coronel israelí Yair Klein entrenó a los narcoparamilitares colombianos en la aplicación de la tortura con el método Moshe Dayan.

 Consiste en insertar una pequeña astilla de sílex en el párpado de la víctima que enloquece de dolor. Como oficial del ejército de Israel, participó en la matanza de palestinos en los campos de refugiados de Sabra y Chatila en el Líbano. Como militar retirado, se convirtió en un mercenario dedicado al doble negocio del tráfico de armas y del adiestramiento de terroristas.

 En 1988, cuando Virgilio Barco era presidente de Colombia,las Fuerzas Armadas y el Departamento Administrativo de Seguridad (la policía política) lo contrataron, por recomendación de los gobiernos de los presidentes estadounidenses Reagan y Bush (padre), para la formación de los primeros grupos paramilitares de lo que serían las Autodefensas Unidas de Colombia (AUC), financiadas por empresarios, terratenientes, ganaderos y narcotraficantes. Todo esto lo ha contado el protagonista en entrevistas de prensa y lo ha reconocido en declaraciones judiciales.

 En Colombia fue condenado, en ausencia, a diez años de prisión cuando trasladó sus operaciones a Sierra Leona y Liberia. Detenido en Moscú en 2007, como consecuencia de la orden internacional de captura por la sentencia colombiana, el Tribunal Europeo de Derechos Humanos, presionado por los gobiernos de Estados Unidos y de Israel, impidió hace dos años su extradición a Bogotá con el argumento de que “no hay garantías de que no sea torturado”. Tremenda paradoja: el maestro del terror es protegido de la aplicación de sus enseñanzas. Lo enviaron a Israel donde quedó en libertad (*).

 Ahora, en teleconferencia desde su país, ha declarado como testigo, ante el Tribunal Superior de Bogotá, en uno de los juicios contra los comandantes paramilitares a los que entrenó. Y lo que ha dicho se añade al expediente que se prepara para la Corte Penal Internacional contra Álvaro Uribe. “Uno de los hacendados que pagó para que entrenara a los paramilitares -aseguró Yair Klein en su testimonio para los magistrados- llegaría a convertirse en presidente de Colombia y no les digo su nombre porque ustedes saben perfectamente quién es”. Se identificó el propio ex/presidente que inmediatamente disparó por Twitter: “Diganle a ese bandido que presente pruebas sobre las acusaciones que me hace”.

 ¿Por qué va a mentir Klein? No es un mamerto (como la oligarquía colombiana denomina despectivamente a los comunistas) sino un mercenario de los gobiernos de Estados Unidos y de Israel, muy amigos de Uribe. Entre Israel y Colombia no hay extradición. Le protege la justicia internacional. Y no tiene que negociar con los tribunales.

 ¿Por qué los grandes medios de comunicación no cuentan todo esto en España?

 (*) El caso Klein: el origen del paramilitarismo en Colombia

 Olga Behar y Carolina Ardila

 Editorial Icono / Bogotá (2012)

Compartir este post
Repost0
29 noviembre 2012 4 29 /11 /noviembre /2012 12:46

 

gaitan.jpg


Señor Presidente
JUAN MANUEL SANTOS
República de Colombia
Bogotá

Señor Comandante
RODRIGO LONDOÑO ECHEVERRI (Timoleón Jiménez)
Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia – Ejército del Pueblo (FARC-EP)
A.D.S

Copia: Señor Comandante
NICOLAS RODRÍGUEZ BAUTISTA (Gabino)
Ejército de Liberación Nacional (ELN)
A.D.S

Ref.: DIÁLOGOS DE PAZ: el Estado ha de pedir perdón

Señor Presidente Santos, Señor Comandante Londoño Echeverri,

He visto con preocupación la insistente afirmación por parte de diferentes sectores, tanto nacionales como internacionales, según la cual, como resultado de un posible acuerdo de paz, los comandantes de las FARC-EP deben ser judicializados negándoseles una amnistía integral. Se pretende así que, después de su potencial desmovilización, les sea vedado incorporarse de inmediato y plenamente a la vida política por vías legales y cívicas.

A mi entender, de imponerse esa tesis, será imposible lograr un acuerdo de paz, ya que la guerrilla – pienso yo – no va a dejar las armas con las que ahora busca la toma del poder para lograr una transformación del actual sistema, a cambio de una pena de cárcel que le daría fin a su parábola de lucha.

Como en derecho las cosas se deshacen como se hacen, pienso que en las mesas de diálogo el gobierno colombiano ha de reconocer que el conflicto que vivimos lo inició el Estado colombiano en 1946, [1] al haber desatado en aquel preciso momento el genocidio premeditado, sistemático y generalizado a las huestes gaitanistas, que avanzaban victoriosas hacia la conquista del poder bajo el liderazgo de mi padre Jorge Eliécer Gaitán.

Tengo toda la documentación probatoria, original y extensa, que hace de ese genocidio al Movimiento Gaitanista un delito de lesa humanidad que está al origen del conflicto.

Pongo a disposición del Gobierno Nacional, de las FARC-EP, del ELN y de los gobiernos que, como garantes, colaboran en el proceso, el siguiente material probatorio:

- 1º.- Los varios memoriales de agravios que, a partir de 1947, mi padre le envió al Presidente Ospina Pérez detallando los nombres de las víctimas a manos del Estado, con los lugares, las fechas y los delitos cometidos por las autoridades.

- 2º.- Las denuncias puntuales, con nombre de las víctimas, los lugares, las fechas y delitos cometidos por las autoridades, publicadas en el periódico Jornada, vocero del Movimiento Gaitanista, publicación que desapareció de la Biblioteca Nacional pero que, afortunadamente, mi familia conserva.

- 3º.- El archivo Gaitán, en el que mi familia guarda miles de cartas originales de denuncia, que a mi padre le enviaban sus partidarios indicando los nombres de las víctimas, los lugares, las fechas y el o los delitos cometidos por las autoridades.

- 4º.- Las pruebas de que el Jefe de la Policía de aquel entonces, el Coronel Virgilio Barco, contrató sicarios en la vereda de Chulavita para generar el conflicto; coronel cuyas fechorías también figuran en el expediente del asesinato de mi padre, desaparecido de los archivos oficiales, pero del cual mi familia conserva copia integral autenticada.

Premeditadamente a esos sicarios los enviaban a las veredas y municipios liberales y, al grito de “Viva el Partido Conservador”, sacrificaban liberales indefensos. Luego, los mismos sujetos, viajaban a las veredas y municipios conservadores para, al grito de “Viva el Partido Liberal”, arremeter contra la vida y los bienes de inocentes ciudadanos conservadores.

Mi padre recorrió el territorio nacional denunciando este maquiavélico montaje oficial, que buscaba encender la hoguera del odio entre compatriotas. En la colección del periódico Jornada, que mi familia guarda celosamente, se lee en el ejemplar del día 13 de abril de 1947: “Pueblo de todos los partidos: ¡os están engañando las oligarquías! Ellas crean deliberadamente el odio y el rencor a través de sus agentes, asesinando y persiguiendo a los humildes, mientras la sangre del pueblo les facilita la repartición de los beneficios económicos y políticos que genera tan monstruosa política”.

No habla mi padre, como han pretendido quienes quieren responsabilizar al pueblo de la Violencia de la mitad del siglo XX, que se trató de una guerra partidista. ¡No! En todas sus intervenciones, que pongo a su disposición, insistirá en que es una violencia oficial, desatada en forma premeditada, sistemática y generalizada por el Estado colombiano.

- 5º.- La lectura analítica de la Oración por la Paz, pronunciada por mi padre el 7 de febrero de 1948 en una Plaza de Bolívar desbordada por la multitud, con gentes que llegaron de toda Colombia, no deja duda de que mi padre señala a las autoridades como culpables de la persecución y asesinato de sus seguidores.

Nadie puede negar que, en esa intervención, mi padre sindica al Estado colombiano y al Gobierno presidido por Ospina Pérez, como responsables del derramamiento de sangre que, como bola de nieve, desembocó en el conflicto armado que hoy vivimos. Allí señaló con precisión, entre muchas otras acusaciones, lo siguiente:

“Señor Presidente Mariano Ospina Pérez: os pedimos que cese la persecución de las autoridades, así os lo pide esta inmensa muchedumbre. Os pedimos una pequeña y grande cosa: que las luchas políticas se desarrollen por los cauces de la constitucionalidad”.

- 5º.- Mi familia pone igualmente a disposición del Señor Presidente de la República y de los comandantes de las FARC-EP y del ELN, las centenares de horas de grabación en video y audio que hizo mi hija María Valencia Gaitán, recorriendo en toda su extensión el territorio nacional, donde multitud de víctimas atestiguan que, después del asesinato de mi padre, la persecución violenta contra ellos, por ser sus partidarios, arreció y fue entonces cuando el pueblo se vio obligado a internarse en el monte para salvar sus vidas, armándose inicialmente de machetes y pistolas de fisto, siendo ésta persecución oficial el germen de las futuras guerrillas.

- 6º.- Inicialmente se organizaron guerrillas liberales que, traicionadas por la dirección ahora oligárquica del Partido Liberal - que pactó la desmovilización de la guerrilla para luego asesinar a sus comandantes – hizo que algunos de ellos acudieran al apoyo del Partido Comunista, que les mostró un nuevo camino diferente al de los partidos tradicionales.

- 7º.- El doctor Jorge Leyva es testigo de mi reunión en Casa Verde con los máximos líderes históricos de las FARC-EP. Allí, el líder paradigmático de esa guerrilla, el Comandante Manuel Marulanda Vélez, me contó cómo, al origen de su lucha guerrillera, estuvo el haberse visto obligado, junto con su familia y siendo aún adolescente, a internarse en el monte para proteger su vida, porque sus familiares eran Gaitanista. Es asunto que no se exhibe frecuentemente, por el rechazo que se le tiene, y es comprensible, al hecho de haber tenido como origen político al partido liberal que, una vez asesinado mi padre, los traicionó.

- 8º.- De igual manera el máximo dirigente del ELN, el comandante Gabino, a quien estoy enviando copia de esta carta, me contó personalmente en el campamento del Coce, que sus orígenes guerrilleros se remontan a la época en que tuvo que huir al monte con su familia, que era Gaitanista, para salvarse de la persecución de las autoridades.

Pongo este cuantioso acervo documental al servicio de los diálogos de paz, a fin de que se reconozca que fue el Estado el que desató el conflicto que se prolonga hasta nuestros días, como detalladamente - con pruebas irrefutables al canto - puedo demostrarlo, a fin de que el Estado pida perdón por este genocidio que ha quedado en la impunidad y que a los comandantes guerrilleros se les otorgue una amnistía integral, por ser la guerrilla consecuencia de la violencia y no su origen. 

Mi padre no creía que a él lo asesinarían en el marco de ese genocidio. Al respecto decía: “La oligarquía colombiana no me mata, porque sabe que, si lo hace, el país se vuelca y pasarán muchos años antes de que las aguas regresen a su nivel normal”.

En 1998 traje a cuento esta frase de mi padre diciendo que, ya que en ese año se cumplían 50 años de su magnicidio, era tiempo de que las aguas regresaran a su nivel normal. Los periodistas mezclaron ambas frases y divulgaron una afirmación nunca hecha por mi padre, según la cual las aguas regresarían a su nivel normal pasados 50 años.

Hoy, pasados 65 años, todos los colombianos esperamos que ese regreso a la normalidad pueda alcanzarse ahora. El Estado, mediante genocidio, rompió el normal proceso democrático. Será necesario que la opinión pública comprenda que el conflicto se inició cuando el Estado pretendió abortar el triunfo popular, que ya era inevitable, con la elección de mi padre como Presidente de Colombia para las siguientes elecciones presidenciales de 1950, lo que representaba la llegada del pueblo al poder.

Estoy dispuesta, en el momento en que me lo indiquen, a aportar el extenso material probatorio ofrecido, que desde hace años mi familia guarda sigilosamente por haber sido perseguido por el Estado para su destrucción, como puedo demostrarlo, pruebas al canto. Primero fue por acción del entonces Ministro de Educación Rodrigo Lloreda, que logró que un agente suyo incinerara la mitad del Archivo Gaitán. Luego, por conjura protagonizada por el propio doctor Andrés Pastrana, en ese entonces Presidente de la República, por sentirse afectado directamente con las pruebas sobre el genocidio que contiene dicho archivo, ya que su padre, el doctor Misael Pastrana, fungía entonces como Secretario Privado del Presidente Mariano Ospina Pérez, bajo cuyo gobierno se dio inicio al genocidio. Por último, bajo la presidencia del doctor Álvaro Uribe, cuando las autoridades allanaron un depósito privado esperando encontrar el Archivo, logrando posteriormente confiscarme decenas de cartas que culpan al Estado del genocidio al Movimiento Gaitanista y que hoy están en manos del Ministerio de Educación.

La marcha victoriosa que adelantaba el pueblo en 1948, bajo la conducción de mi padre, debe retomarse por las vías cívicas en manos de los descendientes de los héroes que cayeron en aquella batalla por una Colombia equitativa y justa, proceso civilista que el Estado truncó y que generó, a la fuerza, el surgimiento de la lucha guerrillera. Es por ello que los comandantes guerrilleros no pueden ser judicializados, sino que deben ser acreedores a una amnistía general.

Quedo, entonces, a la espera de cualquier manifestación que se me haga, por cualquiera de las partes, para aportar las pruebas relacionadas. Atentamente,

GLORIA GAITÁN JARAMILLO
c.c. 20’144.757 de Bogotá
Correo-e: gaitanjaramillogloria@yahoo.es
Bogotá, D.C.
COLOMBIA

Compartir este post
Repost0
24 noviembre 2012 6 24 /11 /noviembre /2012 02:16

confabula

http://con-fabulacion.blogspot.com.es/

Comunicado de las Editoriales Independientes Colombianas contra el favorecimiento estatal a los grandes monopolios del mercado del libro

reic

 

La Red de Editoriales Independientes Colombianas, presenta su rechazo a las recientes decisiones de compra de libros por parte del Estado colombiano mediante el denominado Plan Nacional de Lectura y Bibliotecas (PNLB), de acuerdo con los listados elaborados por la Biblioteca Luis Ángel Arango del Banco de la República, en los cuales la industria editorial colombiana y en particular la industria editorial independiente, resulta vergonzosamente maltratada, en contradicción con los lineamientos originales del Plan Nacional de Lectura y Bibliotecas consignado en el documento CONPES 3222 del Departamento Nacional de Planeación, el Ministerio de Cultura y el Ministerio de Educación Nacional (versión aprobada en Bogotá, D. C., el día 21 de abril de 2003). El mencionado documento establece que, entre otras disposiciones:

“[…] Esta política [la nacional de lectura y bibliotecas] busca hacer de Colombia un país de lectores y mejorar sustancialmente el acceso equitativo de los colombianos a la información y al conocimiento mediante el fortalecimiento de las bibliotecas públicas, la promoción y el fomento de la lectura, la ampliación de los sistemas de producción y circulación de libros […]”.

 En cuanto al fortalecimiento de la industria editorial y la circulación del libro, consigna que:

“[el] PNLB busca diseñar y poner en marcha, conjuntamente con otros organismos públicos, asociaciones civiles y empresas del sector privado, programas y estrategias para incrementar la producción y circulación de los libros y demás material bibliográfico en Colombia. De esta manera, se busca contribuir al cumplimiento de los objetivos de la Ley 98 de 1993, la cual dicta normas sobre democratización y fomento del libro en Colombia, y superar las limitaciones de acceso que presenta el mercado editorial, especialmente para las poblaciones más vulnerables y más alejadas del centro del país”.

 El citado documento, en otro de sus apartes, señala:

 “[…] Una de las estrategias a ser adoptadas está dirigida a fomentar la producción de colecciones bibliográficas de circulación masiva y bajo precio, para lo cual se incentivará la activa participación del sector editorial, como actor fundamental en el proceso de ampliación de la oferta editorial nacional”.

 No obstante estos preceptos, la comunicación dirigida por el Fondo Financiero de Proyectos de Desarrollo (FONADE), a los proveedores del PNLB el día 22 de agosto de 2012 (Convenio 212002, año 2012), establece compras de libros, así:

 • De los $1.469.441.400 (el total de la disponibilidad para compra), el 83% de estos recursos (es decir, $1.219.409.400,oo) los destina a diez proveedores en un listado de veinte, en donde las empresas que se llevan la “tajada” más grande son ocho editoriales extranjeras. Solamente hay dos editoriales colombianas en este grupo.

 • Entre el destino de la compra restante por $252.291.590 aunque aparecen algunas editoriales colombianas, son nueve las que arrasan con el 50% de los recursos, dejando así solo un 2,43% para cinco de las editoriales pertenecientes a la Red de Editoriales Independientes Colombianas. Y debemos señalar que, de no ser porque a una de ellas se le hizo una compra “significativa”, las otras cuatro únicamente sumarían una participación de 0,03%. También debemos resaltar que a las editoriales de la REIC solo se les hizo solicitud para dos o tres títulos en una ínfima cantidad de tres ejemplares por cada uno, mientras que a las editoriales del primer grupo se les solicitaron 760 ejemplares por título.

 De acuerdo con lo expresado, las editoriales Independientes Colombianas, MANIFESTAMOS que:

 • Las editoriales integrantes de la REIC a las cuales se les incluyó dentro del pedido, han decidido cumplir con la entrega al PNLB de los ejemplares solicitados. No obstante, la REIC considera que dicho interés de compra constituye una limosna no solicitada, y que los pocos títulos elegidos no reflejan ni en mínima parte la diversidad de nuestra producción editorial independiente.

 • Esta situación es contraria a los derechos legítimos de los editores colombianos, y constituye una oportunidad para expresar nuestra protesta y exigir que dentro de las disposiciones de la Ley del Libro se establezca una protección a la industria editorial independiente colombiana.

 • Las bases de datos que sustentan la selección de compras estatales en las bibliotecas públicas en todos los niveles deben alimentarse y actualizarse regularmente con la totalidad de los catálogos de las editoriales independientes colombianas.

• Esperamos que otras entidades gubernamentales, como las secretarías de Cultura de las ciudades y los municipios, no obren como en la práctica lo hacen las instituciones encargadas del PNLB, y en verdad actúen con criterios que respalden los planes de lectura y desarrollo de la edición independiente colombiana y todos sus eslabones.

 • Debe ser designada una veeduría ciudadana, activa y decisoria, compuesta por integrantes del sector del libro y la lectura (no solo de la Cámara Colombiana del Libro sino, así mismo, de la Red de Editoriales Independientes Colombianas, de la Asociación Colombiana de Libreros Independientes, de los departamentos de Literatura y Comunicación Social y afines de las universidades, de la asociación de los editores universitarios asociados y demás), que asegure la transparencia en los criterios de selección de los títulos destinados al PNLB.

 Se firma en la ciudad de Bogotá, Colombia, a los veintiún (21) días del mes de septiembre (Día de la Bibliodiversidad) del año 2012.

 Solicitamos a la comunidad de editores independientes, autores, libreros, estudiantes y profesores, lectores, impresores y demás integrantes de la cadena del libro y la lectura y, en general, a toda la opinión pública, respaldar este comunicado y apoyar las peticiones que en él se consignan.

Compartir este post
Repost0
6 noviembre 2012 2 06 /11 /noviembre /2012 15:37

Ponencia inaugural del Foro Nacional de Educación 2012:

Formar para la Ciudadanía es educar para la Paz.

 

CAE LA NOCHE SIN QUE NOS HAYAMOS ACOSTUMBRADO A ESTAS REGIONES

William Ospina

 

Es extraño que una especie que lleva más de un millón de años en este planeta, que hace cuarenta mil años inventó el lenguaje y el arte, que hace quince mil ya construía casas y poblados, que hace diez mil en Ecuador y en Mesopotamia ya cultivaba la tierra para obtener alimentos, que en Oriente hace nueve mil años ya domesticaba animales, que hace ocho mil quinientos ya empujaba ganados por el África, que hace seis mil ya tenía ciudades, que hace cinco mil ya andaba sobre ruedas, que hace cuatro mil quinientos años producía seda con los capullos de los gusanos, guardaba reyes en pirámides y sistematizaba alfabetos, que hace cuatro mil años ya levantaba imperios, todavía tenga que preguntarse cada día cómo educar a la siguiente generación.

Pero la verdad es que casi todas las culturas anteriores supieron trasmitir sus costumbres y sus destrezas, y para ello servían sin duda filosofías y religiones que siempre creían en el futuro, en tanto que en nuestro tiempo parece cundir por el planeta una suerte de carnaval del presente puro que menosprecia el pasado y desconfía del porvenir. Tal vez por eso nos atrae más la información que el conocimiento y más el conocimiento que la sabiduría. Los medios de comunicación alimentan y se alimentan de esa curiosa fiebre de actualidad que hace que los diarios sólo sean importantes si llevan la fecha de hoy, que los acontecimientos históricos sólo atraigan la atención de los públicos mientras están ocurriendo, porque después se arrojan al olvido y tienen que llegar pronto otras novedades a saciar nuestra curiosidad, a conmovernos con su belleza o con su horror.

En la política, la mera lucha por el poder termina siendo más urgente que la responsabilidad de ese poder, puesto que casi nadie les pide cuentas a los que se fueron y lo imperativo es decidir quiénes los reemplazarán. La pugna de los liderazgos personales parece eclipsar en todo el mundo la atención sobre los programas, el debate sobre los principios. Los líderes se preguntan todo el día de qué manera recibirán los electores tal o cual promesa, si se decepcionarán de ellos por proponer o decidir tal o cual cosa, y la tiranía de lo conveniente y de lo eficiente reemplaza en las campañas los principios y las convicciones. Nadie habría pensado en otros tiempos que los pastores sólo pudieran decir lo que está dispuesto a escuchar el rebaño, pero es que la palabra liderazgo va perdiendo su sentido de orientación y de conocimiento para ser reemplazada por la mera astucia de la seducción, por todos los sutiles halagos y señuelos de la publicidad.

Ello no significa que sean los pueblos los que ahora deciden, porque a los pueblos hay poderes cotidianos que les gobiernan sus emociones, les modelan sus gustos y les dirigen sus opiniones: los gobernantes necesitan ser elegidos, pero una vez en el poder no harán necesariamente lo que prometieron sino lo que más convenga a los intereses que representan, que no siempre son los de sus electores.

Fuerzas muy influyentes y muy poderosas gobiernan el mundo, y pasa con ellas lo que con las letras más grandes que hay en los mapas, resultan ser las menos visibles, porque las separan ríos y montañas, ciudades y provincias, meridianos y paralelos.  ¿En qué consiste entonces esa aparente seducción de las multitudes, que sólo quieren decirles lo que están dispuestas a oír, aunque en realidad se gobierna a sus espaldas y no siempre a favor de sus intereses?

Nietzsche decía que cualquier costumbre, aún la más insensata, es preferible a la falta de costumbres. Sin embargo nuestra época es la de la muerte de las costumbres: cambiamos continuamente tradiciones por modas, conocimientos comprobados por saberes improvisados, arquitecturas hermosas por adefesios sin alma, saberes milenarios por fanatismos de los últimos días, alimentos con cincuenta siglos de seguro por engendros de la ingeniería genética que no son necesariamente monstruosos pero de los que no podemos estar seguros, porque más tardan en ser inventados que en ser incorporados a la dieta mundial antes de que sepamos qué efectos producirán en una o varias generaciones, todo por decisión de oscuros funcionarios que no parecen ser lectores de Montaigne y de Séneca, y que no siempre pueden demostrar que trabajan para el interés público. El doctor Frankenstein es ahora nuestro dietista, y el Hombre Invisible toma las decisiones delicadas que tienen que ver con nuestra salud y con nuestra seguridad.

Hoy tenemos a veces un sentimiento que no tenían las generaciones del pasado: el de estar viviendo en un mundo esencialmente desconocido. Mientras el maíz que comíamos era el mismo que habían comido nuestros antepasados durante miles de años, no teníamos por qué sentir ante él ninguna aprensión. Mientras los alimentos pertenecían a una dieta largamente probada, cuyos efectos habían disfrutado padres, abuelos y trasabuelos, podía haber una cierta confianza en el mundo, aunque quedaran muchas culturas por conocer, muchas religiones por comprender, muchas lenguas por traducir.

Cada quien vivía en su tribu, en su nación, en su cultura, pero sabía que las otras tribus, las otras religiones, las otras culturas, eran igualmente responsables con sus respectivas comunidades. El proceso de globalización, que hace tantos siglos comenzó, y que ha ido incrementando su velocidad y su intensidad, permitía irse acercando a otras formas de vivir igualmente confiables. Shakespeare podía dialogar con los poemas zen, con los haikús, con las mitologías del Indostán, con las leyendas del Caribe, con el sueño del aposento rojo. La música instrumental europea podía aproximarse a los ritmos de África y ello no sólo significaba asombros recíprocos sino fusiones magníficas como el jazz, como los sones cubanos, como la salsa. Las camas empezaron a convivir con las literas y con las hamacas, los sombreros con los paraguas, y ciertas cosas no sólo pudieron pasar de una cultura a otra sino convertirse en símbolos de culturas distintas a aquellas donde habían nacido: las pastas chinas se volvieron un símbolo de Italia, el té oriental un emblema de Inglaterra, el café abisinio una de las costumbres centrales de Europa, el chocolate americano una de las mayores virtudes de Suiza.

Pero vivimos tiempos de vértigo. El problema no es que ahora todo esté en todas partes, que las culturas se mezclen y se confundan, que las distancias se hayan acortado, que un viajero que sale de Estambul al amanecer pueda estar al mediodía en España y a media noche en Buenos Aires, que todo se acelere, se interconecte, se transparente en lo otro y a veces se confunda, porque todo eso forma parte de un antiguo hábito de intercambios y migraciones, se trata de que simultáneamente se van incorporando al mundo cosas que no proceden de la tradición ni de la memoria sino de una sed extraña por abandonar el pasado, por renunciar a todo lo conocido, por refugiarnos en el presente puro, en sus espectáculos y sus innovaciones, en sus mercados sin descanso y en la prisa inexplicable de sus muchedumbres. El mundo ya no parece estar para ser conocido sino para ser retratado, las ideas no parecen pedir ser profundizadas y combinadas sino sólo ser trasmitidas; una manía no de la sentencia sino del eslogan parece apoderarse del mundo; no importa si los libros son leídos o no, lo que alimenta los gráficos de los medios es si son o no los más vendidos, y una humanidad cuyas grandes civilizaciones habían alzado templos del pensamiento, jardines de la iluminación y de la piedad, salones de la convivencia, moradas del descanso y de la hospitalidad, bosques de la serenidad y de la conversación, tiende a verse arrojada a un hipermercado que sólo pertenece momentáneamente a quien pueda pagarlo: por último refugio los centros comerciales, por último alimento del espíritu los espectáculos, por todo contacto humano las redes sociales, por toda escuela las pantallas de la televisión, por toda religión el consumo, por todo saber la opinión, por todo ideal tener cosas, haber oído las últimas noticias, pagar el seguro médico, utilizar la tarjeta de crédito, tener asegurados los gastos funerarios. El último hombre, del que hablaba Nietzsche, también podría ser aquel que, al preguntarle por sus ambiciones, contestó: “He vivido como todos, quiero morir como todos, quiero ir a donde van todos”.

Nos preguntamos si han pasado los tiempos en que se podía hablar del ser humano utilizando las palabras de Hamlet: “¡Qué obra maestra es el hombre!, ¡Cuan noble por su razón!, ¡cuán infinito en facultades! En su forma y movimientos ¡cuán expresivo y maravilloso! En sus acciones, ¡qué parecido a un ángel!, en su inteligencia, ¡qué semejante a un dios! ¡La maravilla del mundo! ¡El arquetipo de los seres!”. Y toda pregunta por la educación tiene qué partir de qué tipo de seres humanos queremos tener, lo cual significa qué tipo de mundo queremos construir.

Mallarmé escribió que la labor de los poetas consiste en “dar un sentido más puro a las palabras de la tribu”. Siempre pertenecimos a una tribu local, pero ahora tendemos a pertenecer a la tribu planetaria. Antes nos separaban fronteras, razas, religiones, lenguas, costumbres, ahora es necesario que esas cosas que nos separaban puedan ser compartidas: gracias a las traducciones y al aprendizaje de otras lenguas, al ecumenismo y la convivencia de las religiones, a los cruces de razas y los mestizajes culturales, que todas esas cosas se exalten en los valores de la época. Ya es hora de reemplazar el día de la raza y el día de la lengua por las fiestas de las razas que dialogan y de los mestizajes que las unen, y así como cambiamos los preceptos tribales por la declaración de los derechos del hombre y del ciudadano, tratamos de pertenecer cada vez más a la especie y menos a una raza, una secta o un dogma.

Todavía nos importan las naciones, pero no porque pensemos que sea ideal encerrarse en unas fronteras y en la veneración de la aldea, sino porque todavía no impera en el mundo el respeto por la humanidad y por la naturaleza, y todavía hoy las comunidades tienen que defender sus territorios de la rapacidad imperialista y de los poderes sin escrúpulos. Pero hasta en la denodada defensa de su entorno las comunidades están luchando por una causa global, el agua que es bendita en la garganta de todos, lo que llamaba Whitman, “el aire común que baña el planeta”.

Si hoy se impone en todo el mundo definir un nuevo modelo de educación, ello se debe a que nuestra manera de vivir, sujeta a tantos cambios poderosos y a tantas fuerzas avasallantes, ha desbordado el ámbito de las viejas realidades, y así como nos ofrece nuevos recursos impone nuevos desafíos. Todo está cambiando en todas partes pero no necesariamente para bien. Tenemos ahora un océano de memoria acumulada al que cualquiera puede acceder, pero la falta de valores, de principios y de criterios hace que innumerables seres humanos no saquen de ella más ventaja que la que se podría sacar de un basurero. Tenemos ahora sofisticados instrumentos y recursos de comunicación entre los individuos, pero no se traducen en una mejora de nuestra comunicación; los utilizamos exclusivamente como juguetes y como herramientas de trabajo, pero no pueden sacarnos de nuestra ancestral incomunicación: porque el desafío de la comunicación no radica en cómo sino en qué comunicamos. Tenemos extraordinarios medios de transporte que nos llevan por el mundo con más eficacia y más seguridad que nunca antes, pero eso no equivale a un mejor conocimiento del mundo. También para conocer se requieren principios y propósitos. Nuestra llegada a Marte, como sugirió Bradbury, podría no diferir mucho de la barbarie de nuestra llegada a Tenochtitlan; nuestra visita a las islas afortunadas puede significar como tantas veces, no la fortuna de los que visitantes sino el infortunio de los nativos.

Los mejores seres humanos le debieron siempre mucho más a un maestro que a una institución. Todo gran maestro no sólo es alguien que en gran medida se educa a sí mismo sino que condensa el saber de una época y de una cultura. En ese laboratorio secreto que es el espíritu de un individuo se condensa muchas veces el saber que después puede trasmitirse a toda una comunidad. Pero ese saber no consiste sólo en conocimientos sino en actitudes: nadie nos enseña tanta filosofía como el que nos enseña a pensar; nadie nos enseña tanta política como el que comparte con nosotros unos principios y valores de convivencia; nadie nos enseña tanto de historia como quien, más que hacernos testigos de unas épocas, nos hace vivir en la historia. Nadie nos enseña tanto las ciencias como quien nos ayuda a comprender que ellas nacieron de necesidades y curiosidades que también son las nuestras; nadie enseña tanta astronomía como quien nos ayuda a vivirla como algo íntimo; nadie enseña tanta geografía como quien viaja asombrado con nosotros; nadie nos enseña tanta música como quien sabe conmoverse con ella.

Todo saber desligado del compromiso, de la pasión y de la experiencia se convierte en una árida y ajena enumeración de verdades sin alma, que se agotan en sí mismas, que no nos mueven a interrogar más, a explorar más, a descubrir más. Borges dijo alguna vez: “No soy capaz de enseñar literatura, apenas si puedo enseñar el amor por la literatura, y tal vez ni siquiera eso, a lo mejor sólo puedo compartir el amor por la literatura”. Pero quien contagia el amor por una rama del saber ya puso a alguien en un camino que no abandonará mientras viva: en este mundo cada vez más cambiante y renovado en conocimientos, cada quien tendrá que ser forzosamente su propio instructor, y lo que necesita realmente es quien lo inicie en la pasión de la búsqueda y en la satisfacción del hallazgo. Se equivoca el maestro que pretende enseñarlo todo, que piensa verter en un cántaro vacío su propia abundancia, el verdadero maestro contagia inquietud y preguntas, señala caminos al pozo que puede alimentar la sed del que empieza.

Pero el primer maestro es nuestro propio cuerpo: es el espacio natural de la óptica y de la mecánica, de la geografía y de la historia, de la fisiología y de la música, del amor y de la amistad, de la química y de la medicina, de la elocuencia y de la meditación, de geometría y de la antropología. Ese cuerpo que respira y se alimenta tiene que aprender a respirar y a alimentarse, ese cuerpo que camina y que se enferma tiene que aprender la sabiduría de los viajes y los milagros de la sanación y de la medicina, ese cuerpo que ama tiene que conocer los milagros y los peligros de la pasión, ese cuerpo que recuerda tiene que conocer los abismos y los prodigios de la memoria, ese cuerpo que habita el espacio y que fluye en el tiempo tiene que descubrir los órdenes y los vértigos de las matemáticas, las sabidurías del relato y los secretos de la música, ese cuerpo que vive y que muere tiene que descubrir los asombros de la filosofía, las perplejidades de la metafísica, la felicidad del pensamiento y los consuelos de la religión.

Dicen los orientales que la ilusión de ser algo aislado e independiente es la más nociva de las ilusiones del hombre. Cómo podría ser algo aislado el que necesitó de la conjunción de dos seres para existir, de un vientre humano para gestarse, de un pecho materno para aprender el don de los alimentos terrestres? ¿Cómo podría ser algo independiente el que no puede dejar un minuto de respirar el aire del mundo?

¿Qué es el aire? decimos, creyendo preguntar por algo ajeno a nosotros. Y Novalis nos contesta: “el aire es nuestro sistema circulatorio exterior”. Pero también el agua forma parte de nuestro sistema circulatorio exterior. Y las verduras y los frutos y los cereales se convierten en nosotros en vida, en deseos y en pensamientos. ¿Qué escuela, qué maestro sabe enseñarnos esa intimidad con el mundo? ¿Qué escuela sabe enseñar ese saber minucioso de objetos, de bienes, de texturas, de sabores, de aromas, de goces, de alimentos, de bálsamos, de remedios? Mucho antes de la escuela ya hemos comenzado o perdido los más hondos aprendizajes.

Que no daría yo porque alguien en mis años escolares me hubiera enseñado a conocer las maderas y las piedras, las calidades de los tejidos, los cantos de los pájaros, las posibilidades abiertas de las arcillas y las maderas, como parte de la fiesta de la vida y no como áridos deberes sujetos a competencia y a una severa lógica de tribunales y calificaciones.

¿Quién sabe enseñarnos qué parte de nuestra esencia humana son los ríos y el musgo, las lluvias y los veranos? ¿Quién nos enseñará la prudencia, la paciencia, la lentitud, el arte de volver a empezar? ¿Quién nos hará saber que en nuestras respuestas instintivas tal vez estén convulsiones y miedos que no son estrictamente humanos, el giro del pez en el fondo del mar, la reacción del reptil ante lo que avanza, el temor y la tentación ante el abismo del pichón en la punta de la rama?

Hölderlin sentía que no hay nada tan profundo como el celebrar y el agradecer. Porque todo el que aprende a celebrar las cosas del mundo y a agradecerlas ya está en camino de ser humano y de ser ciudadano. Y esto es importante porque desde hace algún tiempo, y como parte de este carnaval del mero crecimiento y de la mera productividad que se ha apoderado del mundo, cada vez quieren más que seamos buenos operarios y administradores, buenos contadores y funcionarios, pero no parece haber suficiente gente ni suficientes instituciones interesados en que seamos competentes ciudadanos y verdaderos seres humanos.

También forma parte del proceso de transformación de nuestra cultura el que ahora no pensemos sólo en los derechos del hombre sino que seamos capaces de sentir amor y compasión por los animales, cordialidad por el mundo natural, respeto por el equilibrio planetario. Cuanto más avance esa globalización que a veces pretende ser sólo una estrategia de productividad y de mercado, más importante será la necesidad de que cada persona tenga una conciencia planetaria, sienta afirmarse en él deberes y responsabilidades con el globo.

Quiero evocar aquí, para concluir, una novela de ciencia ficción, de un gran escritor viviente: Frederick Pohl. La novela se llama Homo Plus, y su tema es el rediseño de un hombre en un laboratorio, un tema frecuente en la ficción científica desde los tiempos del Romanticismo. El mundo en la novela se prepara para la conquista de Marte, pero descubre que la primera fórmula para poblar ese planeta es imposible: dada la atmósfera irrespirable y el suelo improductivo, sería necesario llevar de nuestro planeta tierra y oxígeno, y crear allá una región artificial con los materiales, la atmósfera y los climas adecuados para que los colonos puedan sobrevivir. Esa mudanza cósmica a tales distancias y por tan largo tiempo resulta irrealizable. Entonces deciden hacer algo aparentemente más posible, tomar un ser humano y adaptarlo a las condiciones de Marte. Disminuir su masa corporal para que necesite un mínimo de alimento, cambiarle las extremidades de fibra ósea y muscular por materiales sintéticos y metales ultralivianos. Adecuar su visión a nuevos requerimientos mediante la implantación de sistemas de lentes. Finalmente ponen en su espalda unos paneles con células fotoeléctricas que le permitan funcionar menos con proteínas que con energía solar, y así construyen algo que en la tierra es ciertamente monstruoso, pero cuando lo sueltan en Marte ese ser mutilado y alterado parece una suerte de ángel o de divinidad, que vuela por el aire marciano, es capaz de extraer de la atmósfera el oxígeno necesario, puede alimentarse de los minerales que allí abundan, que tiene el peso y la fuerza necesaria para vivir en aquel mundo. El autor no deja de insinuar que sin embargo adentro de ese ser hay un terrícola atrapado lejos de su mundo, y desadaptado para siempre de su mundo de origen, y por medio de esa metáfora, Frederick Pohl nos ayuda a sentir de qué manera minuciosa nuestros cuerpos están diseñados por este planeta, nuestro peso, nuestro sistema alimenticio, nuestro sistema respiratorio, nuestra locomoción, nuestra vista, nuestros músculos, todo corresponde al mundo en que hemos nacido, que por ello somos no sólo huéspedes del mundo sino una síntesis de lo que hay en él: sus bienes nos alimentan, sus aires nos dan vida, la distancia del sol es la adecuada para nuestra existencia, el rumor de la lluvia nos arrulla y, como decía Wordsworth, “hay bendiciones en esta suave brisa”. Somos hijos de la tercera piedra después del sol, y la verdad es que sólo en ella tendremos siempre nuestra morada.

Pero curiosamente vivimos como si no lo supiéramos. Cada vez más degradamos la atmósfera, arrasamos las selvas, envilecemos el océano, permitimos que nuestras industrias alteren el clima planetario. Hace setenta años todos pensaban que los recursos eran inagotables, que la acción del diminuto ser humano no podía alterar el equilibrio del mundo. Pero gradualmente hemos sido testigos del despertar de fuerzas huracanadas; en cierto modo somos como dioses con nuestro saber científico y con nuestro poderío técnico, y sin embargo cuán primitivos somos todavía en la capacidad de moderar nuestros apetitos y de respetar los fundamentos del mundo.

Digamos que la ciencia y la técnica andan a saltos de liebre, pero nuestras filosofías y nuestra moral, que deberían ser las que marquen la pauta de la historia, avanzan a paso de tortuga, o tal vez retroceden. Nuestros modelos de educación conservan lo más formal y lo más fósil de los recursos de otros tiempos pero a la vez parecen haber  renunciado  a grandes sabidurías de la tradición, y si bien procuran responder a las urgencias del presente no han encontrado el camino para responder a los desafíos que ese mismo presente formula.

No podemos resignarnos a tener millones y millones de operarios ignorantes, y unos cuantos cerebros electrónicos y unos cuantos gerentes gobernando el ritmo de la especie. Es verdad que la democracia es nuestro deber histórico; pero no una democracia de publicistas y de manipuladores, no una democracia de políticos ambiciosos y de muchedumbres seducidas, no la democracia del doctor Frankenstein y del Hombre Invisible.

Nunca necesitó tanto la humanidad parecerse al hombre del Renacimiento, que ejemplificaron Leonardo da Vinci y León Battista Alberti, que fue meditado por Montaigne y descrito por Hamlet. Pero curiosamente, por el poder del lucro que arrastra la economía, por el peso de la ambición que gobierna la política, por la fascinación con el espectáculo, la moda y la novedad que rige a los medios, quieren que seamos pasivos operarios, pasmados espectadores, incansables consumidores de mercancías y de información. Tardamos en aprender a ser parte responsable y agradecida del mundo, tardamos en saber qué es lo que hay que trasmitir a las siguientes generaciones, porque la verdad es que nuestros empresarios sólo creen en el presente, nuestros políticos sólo creen en la siguiente elección, nuestros científicos sólo creen en su particular disciplina, y nadie parece capaz de creer de verdad en las generaciones que vienen y en el mundo que vamos a dejarles. Como dicen los versos de un poeta caribeño: “Cae la noche sin que nos hayamos acostumbrado a estas regiones”.

Compartir este post
Repost0
20 octubre 2012 6 20 /10 /octubre /2012 14:09
Publicado el 16/08/2012

Cortometraje Mexicano Dolar
Antonio Galicia- Director

Compartir este post
Repost0
13 octubre 2012 6 13 /10 /octubre /2012 04:19

 

 

3rosas

 

Por  qué este 30 de octubre debemos re-encontrarnos

 
Este sentimiento que a manera de una mancha de afectos se va creciendo nuevamente, permanentemente, siempre… por aquello que dijo el man aquel: “siempre que haya un hombre del M 19…” habrá M 19, palabras del más grande e infatigable soñador de propuestas y búsquedas de paz, es un sentimiento que se entremete por las rendijas de la vida cotidiana, que responde a esos años cuando el fervor popular expresado aquel 19 de abril se volcó a las calles en búsqueda de democracia y que luego en los años 70s supo responder a las exigencias que la lucha reclamaba en el camino del pueblo, de las armas y del poder; es sentimiento que luego en los 80s también respondió al reto de sus tiempos de marchas y torturas, y posteriormente del 90, se afirmó en la razón del dialogo como camino de la paz.


Somos un sentimiento que hoy justamente debe responder por los requerimientos y condiciones que esta coyuntura reclama y hacia un futuro que convoca al ejercicio indicado por Álvaro Fayad de ‘ser gobierno’, sentimiento que luego fue ratificado por Pizarro en su audacia de ‘guerra a la oligarquía y paz a la nación’ en el convencimiento de ‘cumplir la palabra empeñada’.

 


Somos un sentimiento ‘eme’ que se crece en el territorio abonado de los afectos haciendo la tarea y mandato que orienta la fuerza de la política, ayer en el escenario de la revolución como una rumba, hoy en el ejercicio de la ‘política del amor’ que desde Bogotá se proclama y seguramente será mañana una propuesta para toda la nación colombiana, es un sentimiento y certeza que nos empuja en las dificultades y nos acompaña en los aciertos, y es a esa certeza que este sentimiento eme hoy debe apostarle sus mejores esfuerzos para salir adelante en el reto que la ciudadanía nos ha confiado, pues no podemos equivocarnos en la apreciación del momento político que vive Colombia, ya que en este camino de aquel sueño y propósito colectivo hacia la toma del poder, hoy, en el segundo puesto más importante de Colombia, hay ‘un hombre del M 19, lo que exige seguir caminado y soñando en ‘la promesa que será cumplida’.

 


Y hablando de este momento y del ‘ser gobierno’ en Bogotá, aun las dificultades propias de la democracia y de una oposición a veces injusta, el plan de gobierno de la Bogotá Humana va progresando y avanzando en éxitos sencillos de exponer como la recuperación de la confianza ciudadana en el quehacer de gobernar, en el manejo del gasto público, en las definiciones por la defensa de la vida (desarme), en la convivencia (política del amor), en la mejora de la calidad de vida al lograr iniciar la oferta por parte del Estado para atender la gratuidad del agua con el mínimo vital, el respeto por las diferencias y la diversidad en asuntos de gobierno, el respeto por el ambiente (no al maltrato animal, no a la expansión urbanística de la ciudad), el haber ‘bajado el precio del transporte público’, primera vez que sucede en la historia de la capital, entre muchos otros beneficios que el Plan de Desarrollo hoy orienta para bien de Bogotá y mas allá de su frontera regional.


Es por todo esto que el 30 de octubre debemos salir en la gran marcha y manifestación de respaldo y reconocimiento al gobierno de la Bogotá Humana, a declarar el apoyo a una gestión de gobierno y de futuro, será una fiesta de encuentros en la esperanza de seguir creciendo como ese sentimiento ciudadano que defiende su historia y construye su progreso.


El 30 de octubre la plaza de Bolívar, otra vez es nuestra.


hipolito

Compartir este post
Repost0
7 octubre 2012 7 07 /10 /octubre /2012 02:13

 

Publicado el 27/09/2012 por TheGfrodriguez

Discuto y rechazo el abuso del poder, ya no se respeta el derecho a la protesta, todo aquel que piense diferente al sistema es anarquista o guerrillero, eso no puede seguir así, todos tenemos derechos y es responsabilidad del Estado proteger nuestros derechos, no reprimirlos a garrote.


Difundirlo y replicarlo antes que lo borren. Y por favor no voten negativo, esto se debe difundir aunque tenga violencia explicita.

Es increíble que por ejercer nuestro legitimo derecho a la protesta la Policía Nacional agreda de forma cínica y despiadada a ciudadanos indefensos y desarmados,

Esos ciudadanos podrán ser "muy vulgares" pero son inocentes hasta que se demuestre lo contrario, con esto nos podemos dar cuenta que la presunción de inocencia solo es posible para los congresistas, expresidentes y demás hombres y mujeres poderosos de este país. Todos los demás somos culpables y por lo tanto merecemos garrote y gases.

Difundamos estos atropellos.

Categoría:

Noticias y política

Licencia:

Licencia de YouTube estándar

Compartir este post
Repost0
6 octubre 2012 6 06 /10 /octubre /2012 03:37

¿ PROCESO DE PAZ ó ACUERDO ENTRE ACTORES ARMADOS ?

Por: Comunicadorxs Populares / Sakina Iwoka –Bogotá, D.C., Colombia 

El gobierno nacional Colombiano, en cabeza del presidente de la República,  Juan Manuel Santos, dio a conocer al país los avances y resultados que hasta la fecha han arrojado las conversaciones que  vienen  sosteniendo, de manera secreta con los máximos representantes de  las guerrillas FARC-EP – desde antes de la “caída”  de  su comandante Alfonso Cano - sobre el tema de la Paz.

Ante el anuncio formal del inicio de un proceso de negociaciones entre el  gobierno nacional y la insurgencia armada, que conduzca  a la tan “anhelada paz en Colombia”, no  se hicieron esperar los politólogos, los “violentólogos”, los “pazólogos”, para “mojar”  micrófono y “copar” pantalla, con sus análisis y verdades oraculares.

La tarima está montada, la escenografía está lista: la oligarquía Colombiana a través de sus voceros: los gremios económicos, financieros  e industriales, los políticos “nuevos” y tradicionales y de todas las vertientes partidistas, pero de la misma “orquesta”; los medios de comunicación masiva con su poder desinformador y creador de verdades y formas de pensar.

También en el estrado  se encaraman los “beneficiados y agradecidos” gestores de los procesos de desmovilización de los 90s, que hoy disfrutan de las “mieles de la democracia”.  Tampoco se quedan atrás, a pesar de la alharaca,  las expresiones de la extrema derecha y de la criminalidad legal en cabeza del “pacificador Murillo” y mayor terrateniente Álvaro Uribe Vélez; en fin, el “reallity” va a comenzar y las “personalidades representativas” de sus propios intereses, a empujones tratan de acomodarse para las fotos de o para la “prosperidad”, así sea desde la “oposición”.

Pero más allá del “boom”  mediático, ¿cuál es la realidad que vive el pueblo colombiano y que está más allá de los cinco puntos acordados? ; ¿Cuáles son los “puntos a discutir” más allá de los que ya se han cumplido o discutido, como decía el representante de los comerciantes? : Veamos:

DE CARA A UN DRAMA HUMANO:

      1-copia-3.jpg*Nuestra geografía Colombiana tiene una extensión terrestre de 1’141.748 Km2 ocupando el cuarto lugar entre los países de Suramérica, el séptimo en América y el número 25 del mundo. Cuenta con 2900 km de costas, de las cuales 1600km se encuentran en el mar Caribe y los 1300km restantes en el Océano Pacífico.

*Colombia,  con una población de 45.3  millones de habitantes, ocupa el nada honroso 1er. lugar  de América Latina en desigualdad social, siendo,  paradójicamente,  el 3er. País en América Latina de tener el  más alto  PBI, (Producto Interno Bruto), y  el 4º  a nivel mundial. (Su Índice Gini es 0,58, siendo el 0 la máxima igualdad y el 1 indica la desigualdad absoluta),

*Según la Rev. .Económica Supuestos, en Colombia más de 30 millones de personas se encuentran en estado de pobreza y alrededor de 8 millones viven en estado de indigencia (habitantes de calle). Esto es alrededor del 66% de nuestra población se debate entre la pobreza y la indigencia.                                                                                   

2.jpg*La población infantil (de o a 14 años de edad)  asciende a 11 millones 950 mil, - el 26% de la población total - de los cuales, según datos de la UNICEF y la CEPAL al 2011, cerca de 6 millones de ellos viven en condiciones de pobreza, mientras que un 15,6 %,  casi 2 millones de niñas y niños, crecen  en extrema pobreza o indigencia (habitantes de la calle),

* La pobreza rural en nuestro país es más profunda que la pobreza urbana y la indigencia rural se duplica a la indigencia urbana.

*Según informe del PNUD (programa de las Naciones Unidas para el Desarrollo),  en lo rural, la propiedad de la tierra está altamente concentrada, El 0.4%  de población  es dueño del 62% de las mejores tierras, en tanto el 97% es dueña de un 24% de la tierras distribuidas en pequeñas cantidades y de baja calidad productiva. (En esta desmesurada concentración de territorio rural, figuran nombres de terratenientes como los señores Víctor Carranza y Álvaro Uribe Vélez, quienes a sangre y muerte han logrado, desde la legalidad del Estado Colombiano,  el control de tierras).

*Cifras oficiales,  dan muestra que solo el 37% de las tierras son utilizadas, esto es que hasta hoy siguen estando  sin utilizar entre 9 y 10 millones de hectáreas aptas para la agricultura. Mas de 4 millones de tierras han sido arrebatadas a los campesinos, indígenas y afrocolombianos a sangre y fuego mediante una guerra dirigida a desalojar los territorios, dejando hasta hoy cerca de 4.500.000 (cuatro millones quinientos mil campesinos)  victimas de desplazamiento forzado, de los cuales el 65 % de ellas son menores de 25 años y el 14 % menores de 4 años. (Datos de CODHES), quienes llegan a engrosar los cordones de miseria en las principales urbes en calidad de indigentes.      

Bien, estos “someros” rasgos apenas sí dejan entrever la grave situación social y política por la que atraviesa nuestro país, y que ya tomó rumbo a  Drama Humano.

Realidades tan aberrantes como estas, sólo 3.jpgpueden ser obra de un modelo económico perverso para la humanidad y para la vida misma, como lo es el Capitalismo, con su máxima expresión “el neoliberalismo” (privatización del estado y sus funciones  e imposición del capital especulativo/financiero).

La imposición y el sostenimiento de ese modelo en nuestro caso colombiano,  además de ser agenda de mandato desde el Consejo de Estado Norteamericano –Imperio- y su banca multilateral, se da gracias a la existencia de -estructuras de Poder Oligárquico antidemocrática que con leyes –sistema judicial- y con sangre –cuerpo militar y paramilitar- reducen, someten o aniquilan cualquier vestigio de Dignidad   Popular.     

    LOS  “ANTIGUOS” IMPONEN LO SUYO EN LAS NARICES DE LOS “NUEVOS”

 

No está de más recordar que este torrente de medidas que dieron vida al Neoliberalismo en Colombia y sus nefastas consecuencias inhumanas, se dio teniendo como  antesala  la desmovilización de  5 grupos insurgentes a principio de los 90s y a la luz de la Constitución Política del 91, que ajustó jurídicamente el estado a los intereses del capital transnacional, que obró como “ejemplo” para la posterior implementación en los demás países del continente y Centroamérica.

Los partidos políticos o sectores de izquierda que se constituyeron, a la luz de estos  acuerdos de desmovilización, en muy poco han servido para frenar estas medidas y sí por el contrario, el drama social y humano se ha profundizado desde los 90s en las narices de estos nuevos protagonistas políticos que han logrado ingresar y enquistarse en los escenarios parlamentarios, jurídicos  y administrativos locales y regionales del Estado, incluyendo a la capital del país. Ojalá esta experiencia no se repita y nuevas frustraciones se sumen al rosario de las existentes.

EL DEBER SER: UN PROCESO DE TODAS Y TODOS

Desde estas líneas y desde los barrios que a diario nos caminamos, hacemos un llamado a que la  insurgencia y las clases dominantes reconozcan su nivel de ilegitimidad, y con grandeza de patria ofrezcan la mesa de conversación que en octubre se instala, al  servicio de la voluntad y de las aspiraciones populares.

Un país Digno, Soberano y  Democrático, se construye entre todas y todos las mayorías que lo conformamos y lo luchamos.  Y no propiamente con la esencia  guerrerista, antidemocrática  que muy bien encarna  los voceros del gobierno de Santos: Humberto de la Calle, el presidente de la asociación de industriales, Luis Carlos Villegas; el policía  general retirado Oscar Naranjo; el  general retirado Jorge Enrique Mora Rangel; el ex ministro de Ambiente y ex comisionado de paz, Frank Pearl,  Esta es una comisión que representa muy bien a  esa  minoritaria clase dominante  que, con su  modelo económico y su aparato militar y paramilitar, son los responsables directos de este drama social y humano que padece el 70 % de la población colombiana. Hasta la edición de la presente  nota, en la “mesa de negociaciones” brilla por su ausencia, el País Nacional, la verdadera Colombia.

Este proceso que se inicia, confiamos, no sea un momento que les resuelva el futuro y les de “bienestar” a los protagonistas de la lucha armada de más de 50 años, y que riesgosamente, conlleve la lógica del acomodamiento y posterior  cooptación de unos pocos, dejando, nuevamente,  a las mayorías populares, en un simple papel de espectador o de invitado de piedra,

Un acuerdo y una posible desmovilización militar insurgente DEBE SER, con grandeza y gallardía, producto de un PACTO NACIONAL, del que en consenso se diseñe un  modelo económico humano, que dé  vida a un nuevo sistema de salud, de educación, a un nuevo sistema político, a una política estatal agraria donde la tierra sea para el que la trabaje y al servicio de la soberanía y seguridad alimentaria, a un nuevo sistema judicial, que posibilite una forma equitativa de distribución del presupuesto nacional, en fin,  un nuevo país  administrado sobre la base de un Modelo de Desarrollo Económico Humano para el Buen Vivir. Qué no se quede nadie por fuera de este compromiso histórico para el futuro de las nuevas generaciones: todas y todos los compatriotas, organizados y no organizados, sin distingos algunos,  desde todos los diversos escenarios sociales y territoriales, DEBEN ser, con sus iniciativas, constructores de un MANDATO popular,  animadas y animados `por la   esperanza y la certeza de que éste sea insumo vital, NO secundario, para el desarrollo de un verdadero PROCESO DE PAZ, que hace mucho tiempo,  este anhelo superó  la soberanía insurgente y estatal.

Es otro momento para sembrar nuestra patria de Poder Popular. Ese es el DEBER SER del hoy y que trascienda la coyuntura hacia el Refundar de la Nación.

Por: Comunicadorxs Populares / Sakina Iwoka –Bogotá, D.C., Colombia

Compartir este post
Repost0
3 octubre 2012 3 03 /10 /octubre /2012 15:45

COMUNICADO A LA OPINIÓN PÚBLICA:


LOS MONTAJES & LA PERSECUCIÓN POLÍTICA

CONTRA EL MOVIMIENTO ESTUDIANTIL CONTINÚAN


Las organizaciones defensoras de Derechos Humanos abajo firmantes, como integrantes de la Universidad Industrial de Santander (UIS) nos vemos en la necesidad de informar a la comunidad universitaria, y a la sociedad en general los siguientes aspectos:

 

1) Es de conocimiento público que desde el mes de abril del año 2011, las Fuerzas militares y sus organismos de inteligencia, han desplegado una estrategia ilícita de persecución política con el oscuro objetivo de obstaculizar y criminalizar la protesta social en las universidades públicas colombianas.

 

2) Dicha estrategia de persecución se viene trazando gracias a una fábrica nacional de falsos testigos e informantes, los cuales son utilizados para señalar de manera temeraria a los distintos colectivos y organizaciones universitarias como “supuestos integrantes” de la guerrilla.

 

3) Tenemos total confianza en la inocencia de los siete (7) universitarios que fueron detenidos el pasado miércoles 26 de septiembre en el municipio de Lebrija (Santander), y no se puede descartar que dichas detenciones sean otro falso positivo judicial producido por la fabrica nacional de testigos e informantes.

 

4) Seguimos reiterando que no somos terroristas, ni guerrilleros, y dejamos en cabeza del estado colombiano la responsabilidad exclusiva de lo que pudiera acontecer con nuestras vidas, y con la de cualquiera de nuestros familiares.

COLECTIVO INFORMATIVO SUSURRO, VOCEROS UNIVERSITARIOS MESA TERRITORIAL DE GARANTÍAS PARA DEFESORES(AS), OBSERVATORIO UNIVERSITARIO (DLOEA)

Bucaramanga, Colombia. Septiembre 30 de 2012.

Compartir este post
Repost0
2 octubre 2012 2 02 /10 /octubre /2012 15:05
 
 
Por Patricia Simón

victimas-de-trata.jpgSandra está pendiente del teléfono esperando la respuesta a una entrevista de trabajo. Busca cualquier empleo, ha trabajado de camarera en bares y hoteles, de dependienta y ha hecho todos los cursos de formación que ha podido. Aunque puestos a poder elegir, prefiere cuidar a niños o ancianos. Su presencia y su tono durante la conversación es contundente. Tiene 31 años aunque hay vidas y contextos en los que la edad no nos dice nada de la experiencia acumulada ni de etapas vitales.
Sandra y el resto de mujeres víctimas de trata con fines de explotación sexual entrevistadas para este Especial por Periodismo Humano, son mujeres a los que sus contextos, sus decisiones y la vida les ha colado más obstáculos de los narrables –¿cuántos no se habrán quedado en el tintero de la memoria, borrados por la concatenación de desgracias?–, pero que han tenido que ir superando porque seguía amaneciendo, convirtiéndolas en mujeres en las que casi se materializa la capacidad de supervivencia del ser humano, o “mujeres que no se rinden” como reza el eslogan de la Fundación de Solidaridad Amaranta.

Sandra relata su vida asépticamente, sin autocompasión ni normalización de los abusos sufridos. Sólo a veces su fortaleza brota con tono de sorna, cuando la sucesión de dificultades se hace abrumadora incluso en el relato. Mientras, su teléfono no para de vibrar: es el presente y espera que tenga nombre de un trabajo.

Sandra tenía 17 años cuando “como forma de agradecimiento a su abuela, la persona que más quería en el mundo”, con la que vivía por el alcoholismo de su padre -nunca menciona a su madre-, decide que va a darle una vida mejor viniendo a España. Para ello, consigue el teléfono de una mujer que trae a gente y que le asegura que aquí no faltan oportunidades laborales para muchachas como ella, pero que tendrá que comprometerse a pagarle el coste del viaje en avión. “Como yo pensaba que aquí caía el dinero del cielo le dije que sí, claro”. Poco después el hermano de su “jefa” fue a buscarla “y me llevó a un brujo que me dijo que si yo no pago me muero, o que esa mujer puede hacer lo que quiera con mi familia. Me dieron algo para comer, luego me pidió cosas de mi cuerpo (cabello de la cabeza, de los genitales y de las axilas, y uñas de los pies y manos)”.

El caso de Sandra es paradigmático de la trata de mujeres con fines de explotación sexual con origen nigeriano. El empleo del budú como forma de coacción, las redes de cercanía con el entorno familiar y las amenazas contra éste, así como la trampa de una deuda que puede alcanzar los 60.000 euros. En el caso de Sandra, como ella dice, “tuve suerte” porque fueron 45.000 euros los exigidos ya que finalmente el viaje no fue en avión, sino a pie con otras “sesenta y pico personas”, lo que les llevó un año y medio “porque no había dinero para coche”. Desde Nigeria a Marruecos. En el camino por el desierto, verse sobreviviendo gracias a “beberse la propia orina”, convivir con compañeras de viaje que tienen que dejar sus bebés -muchas veces fruto de violaciones cometidas por sus tratantes- “porque no tienen para alimentarlo y porque queda mucho hasta su destino”. En patera hasta España, que vuelca lo que provoca la muerte de doce personas. Varios medios de transporte más para llegar a Palma de Mallorca, donde le esperaba su “chula”. “Cuando me llevó a un club para trabajar, yo nunca había visto a gente así, desnuda, con tanga. Y después ella me dijo que ahora me toca a mí. Es una vida muy dura. Llamé a mi abuela y me dijo que volviera pero la jefa me dijo que aunque regresara iba a tener que pagar. ¿A dónde voy a encontrar 45.000 euros?”.

Llegó en abril de 2002 y terminó de pagar la deuda en 2011. “Cuando les digo a mi familia que aquí no es tan fácil, no me creen. Pero es normal, yo tampoco lo creía cuando alguien me lo decía”. Sandra sale pitando a una entrevista de trabajo. Tiene 31 años, fue víctima de trata, pero también y gracias a sus agallas y al apoyo de la Asociación por la prevención, reinserción y atención de la mujer prostituta. (APRAMP), Sandra ha aprendido español -cuando ni siquiera sabía leer y escribir-, informática, y lo que haga falta para seguir adelante.
 
España es uno de los 20 principales países de tránsito y destino de las víctimas de trata, según un informe de la ONU. Hace apenas unos años no se hablaba de este asunto. En cambio, hoy esta frase es más que familiar para muchos lectores. Fue a en el año 2000 cuando la forma más evidente de esclavitud actual consiguió la atención debida a nivel internacional. Una Convención de las Naciones Unidas daría lugar al Protocolo de Palermo [pdf] que entraría en vigor en 2003 y que se ha convertido en el marco general desde el que los Estados firmantes enfocan la lucha contra estos crímenes que definieron como
“La captación, transporte, traslado, acogida o recepción de personas, recurriendo a la amenaza o al uso de la fuerza u otras formas de coacción, al rapto, al fraude, al engaño, al abuso de poder o de una situación de vulnerabilidad o a la concesión o recepción de pagos o beneficios para obtener el consentimiento de una persona que tenga autoridad sobre otra, con fines de explotación. Esa explotación incluirá, como mínimo, la explotación de la prostitución ajena u otras formas de explotación sexual, trabajos o servicios forzados, la esclavitud o las prácticas análogos a las esclavitud, la servidumbre o la extracción de órganos”.
 
De hecho, los términos “explotación sexual” y “explotación de la prostitución ajena” son intencionadamente indefinidos para que cada país pudiera adaptarlo a su legislación sobre la prostitución, ya la criminalicen o la regulen.


Las cifras son estimaciones con horquillas muy amplias por la dificultad que conlleva la identificación de las víctimas de trata, por tratarse de un delito oculto y por la ideologización que media el tema de la prostitución y, por darse en los mismos contextos, de la trata. Desde las 800.000 personas víctimas de trata cada año que estima el Departamento de Estado de EEUU en su informe de 2008, hasta los cuatro millones de mujeres y niñas que son compradas y vendidas cada año según Naciones Unidas, convirtiéndose en el tercer negocio más lucrativo sólo por detrás del tráfico de armas y las drogas, 12.000 millones de dólares al año. Los países de origen más significativos en España son Rumanía, Nigeria, Brasil, Colombia, Paraguay, República Dominicana, Rusia, Ucrania, Bulgaria, Croacia, República Checa, Hungría, Marruecos, Polonia…

Tanto el Protocolo como la adaptación de estos a la legislación española que comenzó con la ley 2/2009 contra la trata así como la reforma de la Ley de Derechos y Libertades de los Extranjeros en España y su Integración Social, introducen un aspecto fundamental que, a menudo, ha sido esgrimido como coartada por los explotadores, el del consentimiento. “El consentimiento dado por la víctima no se tendrá en cuenta cuando se haya demostrado el recurso a medios ilícitos”.

Definición española trata. El cambio sustancial vino de las reformas legislativas de 2009 y 2011, en las que se introducía la protección a las víctimas de la trata de forma específica y definía el delito, buscando el consenso, de la siguiente manera.

“El que captare, transportare o trasladare, dentro del país o desde o hacia el exterior, acogiere o recibiere personas mayores de 18 años de edad, cuando mediare engaño, fraude, violencia, amenaza, o cualquier otro medio de intimidación o coerción, abuso de autoridad o de una situación de vulnerabilidad, concesión o recepción de pagos o beneficios, para obtener el consentimiento de una persona que tenga autoridad sobre la víctima, con fines de explotación, será reprimido con prisión de tres a seis años”.

Clara Corbera es abogada de la Fundación de Solidaridad Amaranta [entrevista completa], organismo responsable del proyecto SICAR creado hace una década en colaboración con la Fundación Municipal de Servicios Sociales del Ayuntamiento de Gijón para responder a la demanda de la Policía que, por aquel entonces, empezaba a desmantelar redes de trata y que entendía que los calabozos o las comisarías no era un lugar donde hospedar a las víctimas. Avalados por el trabajo de la congregación religiosa Adoratrices, a la que pertenecen y que lleva un siglo atendiendo a mujeres vinculadas con la prostitución o en riesgo de exclusión social, gestionan una casa de acogida donde las víctimas que lo deseen reciben un apoyo global.

“Nuestra metodología se basa en ser capaces de analizar la situación y partir de una valoración de la situación compartida con la mujer: dónde estás, qué te preocupa, qué necesitas y hacia dónde quieres ir. Y vamos dando diferentes apoyos para ir consiguiéndolo, desde el aspecto de la salud y el bienestar (toda la dimensión de relaciones personales, el ocio, el descanso..), la inserción y la faceta laboral, lo jurídico y el de la vida cotidiana si viven con nosotros. De tal forma que si una mujer no quiere abordar desde los psicológico determinados temas, no lo hacemos. Es decir, partimos de aquello que la mujer detecta como un interés en ese momento. Y el tema del abandono de la prostitución no lo abordamos si ella no lo quiere. Trabajamos siempre de la mano de la mujer”, nos explica una de las trabajadoras sociales que trabaja en el Proyecto SICAR desde sus inicios.

La letrada Corbera resume los avances legislativos nacionales. “En los últimos años ha habido una evolución muy importante respecto a la protección de la víctima. Contamos con una modificación muy importante del Código Penal que tipifica el delito de trata específcamente (…). Y paralelamente han habido modificaciones de la Ley de Extranjería, el artículo 59 bis, y el desarrollo reglamentario, muy importante porque incorpora cuestiones que venían en la Directiva del Consejo de Europa de protección específica a la víctima: que es cuando se habla del período de reflexión de 30 días para decidir si quiere denunciar (…) sus derechos a asistencia psicológica, jurídica, la ampliación de esa protección a los hijos menores. Una víctima, identificada, que denuncie, es susceptible de esta protección”.
 
Sin embargo, los avances no aseguran que las mujeres denuncien. Corbera apunta varias razones: “no todas las mujeres que quieren denunciar pueden porque la ley habla de proporcionar elementos esenciales que puedan suponer la persecución del delito por parte de las Fuerzas y Cuerpos del Estado. No todas las mujeres tienen esa información, hay mujeres que lo único que tienen un teléfono y un nombre que pude ser falso. Entonces esa denuncia no va a suponer la apertura de un procedimiento judicial. Y la otra razón es el miedo, a veces hay coacciones y otras es el miedo psicológico, como en el caso de las mujeres nigerianas, en las que está muy presente el tema del budú… Consideran que lo que le va a proporcionar la denuncia va a ser muy inferior a los riesgos que asumirían a nivel personal, porque piensan que pueden morir ellas, sus familiares… Y luego está la protección, porque aquí la Policía se las puede asegurar, pero a las que tienen cargas familiares en sus países de origen ya es otra cosa”.

La Fiscalía de Sala Coordinadora de Extranjería ha publicado un informe en el que reclama al gobierno de España que legisle para prohibir “cualquier comercio o negocio sexual planificado y desarrollado” por personas distintas a la mujer afectada, con el objetivo de erradicar la trata de mujeres que, denuncian, a menudo se oculta en establecimientos donde resulta “incontrolable”. El informe también revela que en 2011 se incoaron 64 diligencias previas por delitos de trata de seres humanos, que eran de tipo sexual en un 92,18% de los expedientes y laboral en el resto. Al acabar el año, 45 de estas diligencias estaban aún en tramitación y 14 fueron archivadas.

Corbera pone sobre la mesa una de las principales críticas de las organizaciones dedicadas a la trata: “Tanto el Convenio del Consejo de Europa como la directiva comunitaria recogen expresamente que toda víctima por el hecho de ser víctima precisa y debe proporcionársele asistencia jurídica, sanitaria… En la práctica, esa protección viene derivada una vez que la mujer interpone una denuncia porque tanto la ley 59 bis como el reglamento están pensados para aquellas mujeres que colaboran con Administración de Justicia y dejan al margen las que no pueden denunciar. (…) Al mismo tiempo, la identificación es uno de los grandes caballos de batalla que tenemos todavía. Hay mujeres que pasan por varios circuitos de la Administración y que no se han detectado como víctimas porque no han denunciado. Esa mujer, pese a que existe una legislación que ampara su protección, ha estado desprotegida”.

La inspectora Genma Gutiérrez [entrevista completa], psicóloga de formación y que lleva diez años trabajando en el ámbito de Extranjería, ahora como jefa del Grupo Operativo de Gijón, añade la dificultad para que las propias mujeres se identifiquen como víctimas. “Es cada vez más difícil de controlar porque ellos también van aprendiendo y cada vez dejan menos rastros. Empiezan a pagar en mano, tienen incluso captadores en los países de origen, sobre todo a chicas sin recursos, con problemas económicos, de familias desestructuradas… las cuales por esas circunstancias incluso aquí se sienten agradecidas aunque sean víctimas de trata. Por eso luego es tan complicado que denuncien”. Y responde al tema de la denuncia como activador de la protección. “Para acceder a informaciones tengo que solicitárselo a un juez y un juez, es normal, tiene que tener algo, porque hay una ley que protege a esa persona (el presunto tratante), de protección de datos (…). Se necesitan datos objetivos y reales. Entonces no es que la víctima denuncie o no denuncie no vaya a servir de nada, sino que es un proceso largo en el que tenemos que tener unos datos para continuar la investigación”.

Gutiérrez insiste a lo largo de la entrevista en la dificultad que entraña su cometido porque “la cuestión es que ellas se den cuenta de que se les puede ayudar. Creo que es el mayor problema. Pero es complicado porque son investigaciones largas y para conseguir algo necesitas también algo para poder continuar”.

Pero también por las mismas razones por las que este delito considerado por la Corte Penal Internacional como un delito de lesa humanidad resulta invisible para la mayoría de la población, por los ambientes en los que se desarrolla y por quiénes son sus víctimas.

La invisibilidad de la trata

Una calle que transitamos con asiduidad puede cambiar de aspecto sin que nada ocurra más que que nos pongamos las “gafas de la prostitución” como dice Laura (nombre ficticio por razones de seguridad) una de las trabajadoras sociales de las organizaciones dedicadas a la atención de víctimas de trata, mujeres relacionadas con el ejercicio de la prostitución o en riesgo de exclusión. De repente, reparamos en que puede haber varios clubs en apenas unas decenas de metros y, si nos adentramos, de que no todos los clubs son iguales, pero sí de cómo nos hemos habituado a no deslumbrarnos por los luminosos que atraen la atención de los clientes.

Acompañamos a Laura en una de las rondas que hace por los clubs de la ciudad para informar a las mujeres de los recursos sanitarios que tienen a su disposición en Asturias, de los distintos anticonceptivos disponibles y de su correcto uso, así como de la existencia de la organización para asesoría en todos los ámbitos. Para establecer el contacto y la conversación, entrega a los que lo deseen preservativos femeninos y masculinos, así como lubricante.

Unas quince mujeres esperan acodadas en la barra, mientras suena Lady Gaga y otros éxitos musicales del momento. Un par de hombres beben y un televisor va pasando fotografías eróticos. Son las nueve y pico de la noche y las mujeres se quejan de un verano sin trabajo. “Esperemos que esto se anime con el Concurso de Hípica y en la Copa Davis” dice una de ellas. La mayoría conocen a Laura de este u otros clubs puesto que muchas van rotando cada 21 días (siguiendo los ciclos menstruales), en lo que en el argot se llaman ‘hacer plazas’. “Funciona por el interés del proxeneta porque como estamos hablando de carne humana, al recinto lo que le interesa es renovar a las chicas porque a los clientes les gusta que cambien” apunta una de las dos trabajadoras de APRAMP con las que conversamos. “Eso también favorece el aislamiento, el desarraigo, que no conozcan cómo funcionan los servicios sociales de la ciudad”. APRAMP, como Fundación Amaranta, también tiene un programa de acercamiento consistente en visitas regulares a los lugares donde se ejerce la prostitución. “La mayoría de las chicas se pasa mucho tiempo en los clubs o en los pisos y estar en ese ambiente genera apatía, desgana. Tiene allí los ordenadores desde donde se relacionan con su familia y el exterior. El entrar allí y presentarse como una organización dirigida a las mujeres en contextos de prostitución (…) rompe con ese aislamiento. Les explicamos lo importante que es el empadronamiento para el tema del arraigo social, que hay dos unidades de ITS y vamos generando confianza. Para hablar ya tranquilamente tiene que ser en el local”.

El dueño saluda amablemente y ofrece algo de beber a las visitantes mientras Carolina, una brasileña de 47 años que lleva más de una década en España, se sienta y explica que ya se encuentra mejor. Licenciada en enfermería y culta, explica cómo vino ejercía la prostitución en Brasil para sacar adelante a sus dos hijos y que cuando ya se valían por sí mismos, se vino a España para ganar más dinero. Luego encontró trabajo como asistente en un geriátrico en Bilbao pero con la crisis fue despedida y volvió a Gijón dónde ya conocía al club de este dueño y sabía que le contrataría como camarera porque necesita cotizar para conservar su permiso de residencia. Pero hace diez días intentó suicidarse y dice estar muy cansada, aunque ya antes de contar que le encanta cantar y la música, antes de poner en pie su metro ochenta y belleza atemporal, sobrecoge la fortaleza que desprende. De nuevo, la edad no aporta información, no está vinculado con nada.

Entramos en otro club. Contrasta la fuerte iluminación con la ténue del anterior. Las jóvenes esperan sentadas en sofás que rodean el pequeño local en cuya esquina hay una barra americana rodeada de espejos. Aparentemente ninguna tiene ganas de conversar, salvo una joven rumana muda que celebra hoy su cumpleaños y que con gestos expresivos intenta hacérnoslo saber. Aparenta unos 19 años. La mayoría son rumanas que cogen los condones mientras siguen con la mirada atenta a las pantallas de sus móviles. Las dos únicas mujeres españolas que nos encontramos preguntan sobre cómo ponerse el parche anticonceptivo y sus beneficios. Al final, una de ellas también plantea que su novio, al que conoció en el club, quiere mantengan relaciones sexuales sin protección, como muestra de confianza, por lo que quiere que ambos se hagan un análisis de sangre para comprobar que no tienen enfermedades de transmisión sexual. Nos preguntan dónde pueden acudir. Asturias tiene dos clínicas llamadas Unidades para Infecciones de Transmisión Sexual donde cualquier persona puede acudir para consultas y análisis ginecológicos sin tener que identificarse, una conquista en la que tuvo mucho que ver el trabajo de Médicos del Mundo. Hasta la apertura de éstas a principios e la década del 2000, la ONG ofrecía tenía un dispensario en Avilés donde ofrecía asistencia médica y material preventivo a estas mujeres.

Ahora, la presidenta de Médicos del Mundo Asturias (MDM), Carmen Curto [entrevista completa], llama la atención sobre el escenario que plantea la reforma de la Sanidad española que deja sin asistencia a las personas en situación administrativa irregular. “Las personas víctimas de trata ya se encontraban en una situación de vulnerabilidad antes de la reforma, porque para acceder ya les pedían el empadronamiento. Pero si te están moviendo constantemente de ciudad en ningún momento vas a tener accedo a la asistencia pública. Si además te han quitado el pasaporte (una de las fórmulas para retener a las víctimas empleadas por las redes), o no te dejan ir sola a una consulta… y ahora con la reforma, pues se imposibilita más todavía su acceso”. MDM ha puesto en marcha en marcha la campaña ‘Derecho a curar’ por la objeción de conciencia del personal sanitario contra este decreto. La Red contra la trata ya pidió en julio que las víctimas de trata tuvieran acceso a la tarjeta sanitaria y en APRAMP alertan sobre que se trata de “un problema de salud pública porque mantienen relaciones sexuales con muchas personas distintas y estamos viendo que no utilizan protección en algunos casos. Ya que no luchan por los derechos de estas personas, que lo hagan porque es muy peligroso para toda la ciudadanía. Y en cuanto a la reforma del aborto, nos da bastante miedo lo que pueden hacer si no tienen dinero, cualquier burrada y cómo les afectara a su salud. (…) El gobierno va a ser un poco cómplice de todo esta situación de explotación.
 
 
Recorremos algún club más, donde las mujeres superan los 50 años de edad y los servicios son más baratos. Salvo las dos mujeres españolas, todas son extranjeras, procedentes de países empobrecidos como Cuba, Colombia, Rumanía, Rusia, Brasil…. Fuera, salvo los clientes, poca gente sabe el aspecto de un club, cómo transcurren las noches de estas mujeres, la situación en sus países de origen, cómo han llegado a nuestras calles. Es improbable que las organizaciones puedan detectar si una de estas mujeres es víctima de trata. La mayoría de las veces lo saben a través de la Policía, cuando a través de una redada, tiene indicios y en ocasiones acude a estas expertas para que a través de una entrevista con ellas puedan determinar si lo es. Otras, son compañeras las que dan el toque de atención a organizaciones como Amaranta o APRAMP. Otras, muchas si no la mayoría, las víctimas de trata no son identificadas mientras están en la red sino que suele ser después, a lo largo del trabajo con ellas y con sus trayectorias vitales, cuando empiezan a salir cómo llegaron a España.

Desde Fundación Amaranta han visto una evolución “desde cuando empezamos a trabajar hace una década con esta realidad, cuando las redes eran organizadas y ahora aparecen también informales, de familiares, amigos, conocidos de su pueblo o ciudad que se convierten en la vía para que las mujeres puedan llegar aquí para la explotación. Una de las dificultades de la red informal es que la mujer no se percibe como víctima de un delito, sino que una entiende que son quienes les han facilitado el dinero para el viaje, un trabajo. No lo entiende como una forma de explotación sino que la están ayudando a conseguir su proyecto de vida”.

Susana [entrevista completa] vino de Colombia a Francia, donde vivía ya su hermana. Pronto se vino a España por el idioma y trabajó en hostelería, pero la crisis se llevó por delante su empleo y ante la falta de ingresos decidió ejercer la prostitución. En un club en Lugo, Susana recuerda cómo descubrió lo que era la trata: “En un club en Lugo, había mujeres que estaban internas y no se podían mezclar con las que llegábamos externas. Les pregunté que si se creían más que una porque no hablablan con nadie. Y me dijo ‘no podemos porque el jefe no nos deja’ (…) Me dijo que el jefe la había traído de Brasil, que le había quitado el pasaporte y que tenía que pagar una deuda. En ese club siempre había, tanto fuera como en el salón, un portero (…) que también las vigilaba a ella. Entonces le dije, ‘pero lárgate de aquí’. Y me dijo que no tenía el conocimiento de que que venía para eso (la prostitución)… Algunas de esas chicas se habían enganchado a la drogadicción, y todo lo que ganaban lo dejaban allí. Yo no sabía que existía la trata”.

Esta dificultad es subrayada por la inspectora Gutiérrez, también en el caso de las mujeres rumanas que según su experiencia, es la nacionalidad mayoritaria de víctimas de trata en Asturias, quienes hasta la Ley de trata de 2009 quedaban desprotegidas por ser comunitarias.

Muchas de ellas son explotadas en la calle, como en el parque Campillín de Oviedo donde nos encontramos con una joven que apenas habla español, aparentemente sola, esperando que alguno de los coches que pasan y desde los que muchos hombres, aunque no paren, lanzan supuestos piropos o improperios a las mujeres. Una voluntaria de Médicos del Mundo le informa de la importancia de que se empadrone para tener la tarjeta sanitaria así como la existencia de la sede de MDM a pocos metros del lugar donde puede asistir a cursos y recoger anticonceptivos, como el femenino cuya existencia parece que desconoce y que las organizaciones recomiendan puesto que son muchos, “la mayoría” según muchas de las mujeres consultadas, los que demandan practicar el sexo sin protección. “Y aunque te niegues, tienes que estar pendiente y no hacer determinadas posturas porque a veces intentan quitárselo sin que te des cuenta. Pero no sólo viejos, sino también de 18 años diciendo que son jóvenes y que están sanos”, nos dice una de ellas.

De hecho, desde las organizaciones muestran preocupación porque parece que las mujeres rumanas aceptan con más asiduidad mantener relaciones sin condón según les han manifestado mujeres de otras nacionalidades como queja porque consiguen más clientes, pero lo que según APRAMP ha provocado que estén detectando “más embarazos no deseados, infecciones, miedo a hacerse análisis. El consumidor ofrece más dinero por sexo sin protección y cuando una persona está ahí por necesidades económicas, que es la mayor parte de los casos, y sabes que si no lo harás tú lo hará otra persona pues acabas haciendo cualquier cosa”.

APRAMP, que tiene sede en Avilés ha detectado que en el caso de las rumanas “son las que ejercen la prostitución de calle de dos años para acá, son ocho mujeres que vienen de la misma zona. Suelen ser sus propias parejas las que las envían aquí y les exigen que envíen dinero a cambio de ver a sus hijos. Nos comentan que tienen que enviar unos 300 euros semanales y estamos hablando de servicios de 20 euros y hasta de 5 por sexo oral. Muchas veces le planteas alternativas, sobre cómo aquí la legislación le puede ayudar a salir adelante pero con el tema de sus hijos que además allí sólo llevan el apelllido del padre, ni se lo plantean”.

Otras dificultades para la identificación es que si es difícil en los clubs, la explotación en pisos -que están proliferando según la inspectora Gutiérrez- es casi inabarcable. Acompañando a una de las organizaciones, visitamos uno en el centro de Gijón, en un edificio cualquiera. El botón del porterillo es rojo para que los clientes no se confundan, unos vecinos discuten porque uno de ellos tiene bicicleta y la baja por las escaleras. A apenas unos metros, cuatro jóvenes dominicanas y una mujer de unos 45 años esperan la llegada de clientes acurrucadas en unos sofás, en ropa interior y tapadas con mantas. Si llegara algún consumidor, una bombilla se encendería encima del televisor que a todo volumen muestra un grupo de gente que se grita en la simulación de un juicio. Es Telecinco.

Parecen cansadas y no bajan el volumen ni dejan de mirar la pantalla, aunque sea de reojo, mientras se le entregan los condones. Sin embargo, sí que empiezan a atender cuándo les preguntan qué hacen cuando se les rompe uno durante una relación. “Pues me pongo un óvulo (de Canestén)”, dice una. Otra suele solucionarlo con lavados vaginales. Ambas respuestas sólo aumentan las probabilidades de un embarazo, como les explica la trabajadora social y de ahí surgen algunas cuestiones médicas que quedan resueltas.

Gutiérrez explica que cuando tienen alguna sospecha van al piso aunque muchas veces no les abren porque les conocen o sospechan que son policías. En caso afirmativo, no pueden entrar al no tener orden judicial pero desde la puerta “les pedimos la documentación y si no la tienen las podemos traer aquí e interrogar con más tranquilidad”. En el caso de las rumanas, señala que es más complicado puesto que al ser comunitarias no pueden servirse de su condición de indocumentadas como vía para la identificación.

La Guía para la identificación y derivación de las víctimas de trata con fines de explotación sexual, elaborada por la Red Española contra la Trata de Personas, propone recomendaciones a la hora de entrevistar a las presuntas tratadas, entre las cuales están las siguientes que consideramos relevante reproducir:

  • No hagas daño. Trata a cada mujer y situación como si el potencial de daño fuera extremo, hasta que haya evidencia de lo contrario. No realices ninguna entrevista que pueda empeorar la situación de la mujer a corto o larzo plazo.
  • Conoce el tema y evalúa los riesgos. Aprende los riesgos asociados con la trata y ten una aproximación a la historia y caso de la mujer, antes de llevar a cabo una entrevista.
  • Prepara información relevante y no hagas promesas que no puedas cumplir.
  • Asegura el anonimato y la confidencialidad. Protege la identidad de la mujer y la confidencialidad durante todo el proceso de las entrevistas, desde el momento de contacto inicial hasta cuando los detalles de su caso sean compartidos.
  • No re-traumatices a la persona. No hagas preguntas que intenten provocar una respuesta cargada emocionalmente. Prepárate para responder si una mujer dice que está en un peligro inminente.
  • Haz un buen uso de la información obtenida. Utiliza la información en una forma que beneficie a la mujer o que avance el desarrollo de buenas políticas o intervenciones para las mujeres víctimas de trata en general.

La revictimización

“Una vez que una mujer que ha sido víctima de trata ha salido de esa situación, lo importante es recuperar a esa mujer, que recuperen su autonomía y sus vidas desde el punto en que se rompieron por esta cuestión. Tenemos claro que las mujeres tienen una gran capacidad para solventar los problemas, hay que empoderarlas (…) Es una mujer capaz que no va a ser víctima el resto de su vida sino que tiene que ser capaz de superar ese trauma”, expone la abogada Corbera que critica que “es una involución tener que pasar por todo aquello de que ha sido víctima para tener una protección a la que tiene derecho per se” en los procesos judiciales. En ese sentido agradece que en los últimos años la prueba preconstituida sea más aceptada en los procedimientos, lo que evita a la víctima tener que volver a declarar cuatro años después contra su presunto tratante.

Una de sus compañeras en la fundación Amaranta critica que a menudo la sociedad revictimice a estas mujeres “mostrando sus carencias y no sus potencialidades, y es con eso con lo que ellas construyen sus imágenes de sí mismas. Tenemos que apoyarlas para que puedan vivir con ello, no decir enteramente ‘son prostitutas, víctimas de trata, que han sufrido mucho en la vida.. Son mujeres madres, como cualquiera de nosotras y de las que tenemos mucho que aprender. ¿Qué pasa, que una mujer es eternamente prostituta o víctima de trata?”.

Desde APRAMP ponen el dedo en uno de los temas que generan más incomprensión. “Hay quien piensa que cuando una víctima de trata acaba de pagar la deuda y sigue en la prostitución lo hace libremente. Es muy difícil salir porque es un círculo donde convergen muchos factores: te acostumbras a ganar dinero rápido -que no fácil- para enviar a la familia, estás aislado, no tienes más relaciones sociales que las del ambiente de prostitución, hay consumo de drogas bien para aguantar la noche, para conseguir estar con personas que no conoces, por exigencias del cliente o del proxeneta… A la hora de hablar de legalización somos todos muy liberales pero a la hora de la verdad, son discriminadas, señaladas y tiene que ser muy duro que después de diez años no puedas hablar de lo que has hecho. Hay mujeres que no buscan otro empleo porque piensan que ya no saben hacer otra cosa o que se plantean que se tienen que ir a otro lugar porque los clientes la van a reconocer. Mujeres después de dejarlo, estando con familiares que no tenían porque saberlo, han llegado clientes y les han pellizcado el culo o un pezón porque entienden que son mujeres públicas“.

En Fundación Amaranta sostienen que “nuestra experiencia es que el valor de las decisiones que han tomado las mujeres que están en prostitución muchas veces son menospreciadas o se sostiene que no están hechas desde opciones de libertad. Eso las hace todavía más vulnerables, que nosotros le quitemos validez a sus decisiones las revictimiza porque las estamos tomando como irresponsables con sus decisiones. Ciertamente están condicionadas por la vulnerabilidad del contexto pero si no trabajamos con ellas desde la responsabilidad de la toma de decisiones, seguirá repitiendo esta pauta. ¿Por qué exigimos a las mujeres que no vuelvan a la prostitución? ¿Qué alternativas reales les ofrecemos, el servido doméstico? Tus opciones laborales son como las de tantos otros y tú tienes unos hijos a los que dar de comer, unas expectativas… Y les decimos que esperen. Eso es hipocresía. Elige eso o el trabajo sexual que está ahí también. En realidad les estamos pidiendo algo que tiene poco en cuenta su vida. La prostitución no les compensaría si tuvieran alternativa, porque llegado un momento emocionalmente no les compensa. Es una cuestión de igualdad de oportunidades“. Sonríe y recuerda que una vez, una de ellas les dijo que lo que más les gustaba era que no las trataban como a prostitutas sino como a mujeres. “Es es lo mejor que nos podrían decir”.

Por ello, en este Especial hemos decidido no contar cómo estas mujeres fueron víctimas de trata, sino recoger las historias de vida de unas mujeres que fueron esclavizadas, que en determinados momentos de sus vidas como nos cuenta Sofía, ni siquiera podían “decir ‘no’ porque no tienes palabra” (una frase que contiene un mundo y que se sobrepasa cualquier concepción de conservar un mínimo control sobre la vida propia), mujeres que se han ido empoderando y liberando de opresores gracias a su fortaleza, a la ayuda de organizaciones como las colaboradoras en la elaboración de este trabajo y de la presión social para que esta lacra no siga gozando con la complicidad de la clandestinidad y de la invisibilidad que le concede que las víctimas sean mujeres y pobres.

Fuente: periodismohumano
Compartir este post
Repost0
28 septiembre 2012 5 28 /09 /septiembre /2012 15:36

PARA PARTICIPAR EN EL DEBATE

Por José Yamel Riaño

Septiembre de 2012

 

JYRDemocracia, igualdad, equidad, respeto, solidaridad, tolerancia y todo aquello que implique mejorar nuestro entorno humano para la convivencia entre distintos es sin duda una de los principales atributos que necesitamos practicar siempre. Siendo el Progresismo una corriente de pensamiento moderno que pretende construir nuevos estadios de convivencia y si  pretendemos ser los impulsores de este nuevo paradigma en el territorio, lo primero que debemos tener en cuenta es que estamos obligados a ser no solo los primeros sino los mejores en la aplicación de las nuevas conductas humanas.

 

Lo anterior no quiere decir que no debatamos, por el contrario, si aplicamos en las nuevas formas, nuestras diferencias deben ser visibilizadas, dado que no podemos discutir algo que no conocemos. Por eso, bienvenidos los debates, pero en lo posible los debates enmarcados en lo esencial, para la construcción de eso, que por fortuna no tenemos claro, pero que lo  sabemos nuevo y producto de muchas luchas de nosotros mismos y de muchísimos hombres y mujeres que se han ido pero nos han dejado un legado que debemos continuar.

 

Fijémonos como el debate enriquece los conceptos y nos enseña, o por lo menos nos recuerda, las buenas maneras propias de la decencia. Creo que lo que se discute es muy importante no porque finalmente se haga o no la reunión que conforme el nuevo comité sino porque nos enseña a discutir a debatir y de allí saldrán los ejes, bases para futuras formas de convivencia.

 

Visto lo anterior, y consecuente con mi llamado a ocuparnos de lo fundamental, esperemos que los compañeros que han protagonizado el debate, encuentren la manera de ponerle fin y darse un fraternal abrazo. Nos cuentan al resto, el cómo lo hicieron y en que quedaron. No nos pueden dejar sin el chisme completo.

 

En lo fundamental, debo confesar que la coyuntura a veces parece despejada pero hay algo que todavía no encaja. Desde meses atrás, cuando comenzó el  divorcio de Juan Manuel Santos del  Uribismo, no dudamos en terciar a favor del Presidente sin desconocer su clase y sus posturas políticas frente a la problemática del país, pero resulta que ahora da la impresión que no solo recogió nuestras banderas, (agua, tierra, victimas) sino que se comporta como  un adelantado del Progresismo. Ahora resulta que inclusive antes de ganar la presidencia ya estaba en conversaciones de paz con la guerrilla de las FARC.

Casi toda la opinión pública que se expresa a través de los medios se pone de acuerdo en que el presidente lo está haciendo bien. En eso, uno se atreve a afirmar que hasta los máximos jefes de la guerrilla abonan, en los hechos, las propuestas del ejecutivo. En esto da la impresión de que hay suficiente seriedad en las propuestas y mucha madurez en la contraparte.

 

Es muy temprano para hacer afirmaciones sobre los resultados que puedan darse al final de los diálogos, pero el solo hecho de que se tenga agenda merece nuestro saludo y apoyo a esas acciones que nos está diciendo que la paz no es un hecho todavía pero que es posible.

Ahora el problema es nuestro, como progresistas ya nos hemos pronunciado a favor de la paz pero no es suficiente, debemos y  podemos realizar tareas que ayuden al proceso. Muchos de nosotros tenemos experiencias que pueden aportar pero es necesario que debatamos formas y contenidos. Por ahora es claro que es necesario que al proceso haya que meterle pueblo. Cómo, Cuándo y Dónde es lo que tenemos que decidir porque el trabajo de masas es muy poco y las tareas de construcción de nuestra identidad nos embarga.

 

Podríamos por ejemplo iniciar una serie de pronunciamientos en los sectores con quienes más  nos comunicamos, para lo cual solo faltaría afinar bases de datos y revivir nuestras relaciones mediáticas. Pero, como eso todavía resulta poco, debemos crear con sectores medios de la sociedad, que es donde esta nuestro nicho principal de adherentes, tareas de movilizaciones direccionadas a potencializar la tercera y última etapa de los acuerdos que precisamente es la implementación de los acuerdos logrados en la segunda etapa. –de discusión-.

 

Las tareas que se vienen no son de poca monta, allí pondremos a prueba nuestro discurso y la capacidad de propuesta que tengamos para asuntos puntuales pero fundamentales para la ciudadanía y el futuro de la patria. Eso es en el papel nuestro rol político, es el reto que sumado al mandato de la ciudadanía bogotana de gobernar nos forjará para las grandes responsabilidades que han de llegar porque estamos en el tiempo de los pueblos de la América Latina y particularmente del sur del continente.

 

Y no es que lo organizativo deje de ser importante, es que las tareas que nos esperan son las que irán marcando el tipo de organización requerido y serán las tareas las que nos obliguen a dedicar los mayores esfuerzos a la política con los énfasis necesarios.

Compartir este post
Repost0
22 septiembre 2012 6 22 /09 /septiembre /2012 08:38

La fuerza no está en las condiciones, está en las decisiones

 


Ahora que por suerte, nuevamente nos enredamos en los andares de la paz, ahora que estamos medio empujando ese ‘bendito’ carro de la historia, seguramente con el mismo convencimiento sobre la posibilidad y las dificultades, sobra decir que es un reto y compromiso exigente de grandes esfuerzos para vencer incertidumbres, y es en este ambiente de reivindicaciones, reclamaciones y apuestas, donde quiero hacer un par de referencias sobre el asunto de la guerra y la paz.

No creo en ‘ánimos’ que cada ciertos acontecimientos llegan con sus dichos anunciando que ‘están dadas las condiciones…’, anunciando anticipos en este territorio sobre explorado y trajinado de la guerra y la paz, guerra que en su mejor expresión es esa violencia que azota generación tras generación a esta pobre y rica Colombia; así, quiero referirme al sentir de las decisiones y un poco distante a las famosas ‘condiciones’ que siempre han estado ahí, esas condiciones para la guerra y también para la paz que caminan juntas cual siamesas y que han hecho de nuestra historia un remiendo sobre remiendo del tejido triste y brutal de la vida.

Quisiera creer que en este asunto de buscar la paz y la reconciliación lo que se requiere es de decisiones sensatas y transformadoras en una disposición responsable ante la historia, decisiones como expresión de la inteligencia humana; debe ser, tal vez, del mismo aforo y valía que la decisión de hacer la guerra con todas sus perversidades, la misma que determina esa confrontación individual o colectiva que cada facción se achaca de estar defendiendo conceptos políticos o justificando posiciones ideológicas; y si se trata de decidir, entonces hay que hacerlo desde todos los límites de la vida política individual y generacional, venciendo talanqueras y sacando a tiempo ‘los palos en las ruedas’ que ‘los enemigos de la paz’ le ponen a este carro de la historia que hoy nos corresponde.

Quiero plantear este asunto de las ‘decisiones’ versus las ‘condiciones’ por cuanto al tratarse de este asunto de la paz, la ‘cosa’ es más sencilla de lo que parece o de como la quieren hacer ver los negociantes de las políticas de guerra; creo que el tema es de ‘voluntad y decisión’, un par de valores cívicos, que sumados a la ética y responsabilidad al asumir la representación de un pensamiento o sector social, también obliga a responder por las consecuencias, casi siempre a futuros lejanos, en la huella que en ese presente se ha decidido.

Otra seria la suerte de Colombia si nuestros abuelos y padres hubiesen tenido responsabilidades de futuro, si pensando en un mañana diferente a sus contradicciones y formas de dirimirlas en la confrontación fratricida, lejanos de los incendios partidistas de veredas y campos, distinto a los destierros campesinos con todas las bestialidades conocidas a medias, hubiesen decidido dignamente pensando en nosotros los que hoy somos nietos y herederos de una violencia raizal que poco nos ayuda a ser esa generación altiva de cara al nuevo siglo que tratamos de ser y hacernos.

En cuanto a la voluntad para decidir sobre lo fundamental que cada sector, organización, ‘banda o bandola’, cada grupo ‘al margen de la ley’ o en ella se dice representar, mucho hace falta para entender que la suma de las diferencias hace la riqueza de vivir y sobre esta muchas injusticias se dan al creerse cada cual con derecho a imponerse sobre el otro arrasando sus principios; creo que en esta oportunidad, al igual que ayer, o hace un año o 10, o 20, o 40, en el fondo se trata de generosidad aun con sigo mismo, es el reto de futuro.

Y animado en estas reflexiones, invito a ‘echarle un ojito’ como dicen por ahí, a los sueños de futuro dibujados y deseados ayer, demando la experiencia y los tiempos del /90 cuando llegamos a las decisiones aun cargados de dolor y diligencias, de esperanzas y propósitos en la certidumbre de la paz, es decir de nuestro futuro que aun hoy sigue vigente y exigente, hace apenas 20 años cuando el mandato de hacer de ‘la revolución una fiesta’ demandó los mejores esfuerzos a esos liderazgos, a esas dirigencias, a esos compromisarios para promover y hacer el cambio y la fiesta; ¿y qué mejor rumba para un revolucionario que forjar la paz?

Pues bien, cuando algunos comerciantes de la guerra reían y navegaban en el negocio de la confrontación y otros lloraban en la tristeza de la violencia impuesta, cuando Colombia asistía inerme al exterminio de un partido político (la UP) desde la guerra infame en la no menos torpe ‘combinación de las formas de lucha’ tan propia de los años pasados; cuando atrevida e impunemente creció el tinglado del terrorismo, de las bombas, del secuestro masivo, de las masacres por doquier, todo bajo el espantoso manto de la impunidad cómplice… fue justo en ese momento crítico del sufrir nacional cuando se retomó el sentido de dignidad y se hizo posible el brillo del tiempo de la inteligencia y la voluntad para decidir con sensatez y coherencia con la propuesta, con ‘la palabra empeñada’, con ‘la promesa que será cumplida’; coherencia con el pensamiento, el sentir y con el futuro que se sueña y desea, futuro que naturalmente no es seguro para el que lo imagina, amasa y diseña.

Y fue en medio de esas pavorosas y maléficas sandeces de la guerra cuando la generosidad y la inteligencia hicieron posible aquella certeza y decisión, en esos tiempos se afianzó el camino aquel con hechos sencillos y por eso mismo posibles y trascendentales, como debe ser, como habían sido siempre aun en el  delicado terreno de las movedizas arenas de la guerra irregular; y fue el M 19 el que por los días de aquel abril del año /88, abrigado en su insistencia, para algunos equivocada, pero en la certeza del amor, reparaba y retomaba el tejido de la propuesta de ‘dialogo nacional’ para caminar hacia la paz, en escenarios difíciles por cierto, en medio de los acontecimientos que vivíamos por esos tiempos en el famoso crecimiento del terrorismo y del narcotráfico, como ya dije antes, y sobreponiéndonos a esto, avanzamos en la propuesta aquella que afinó aun más el pulso para seguir buscando la tan esquiva paz.

Poco después, fue el M 19 el que recibió y discutió las ‘iniciativas de paz’ presentadas por el Presidente Barco, y más que rechazarlas como dictaba la ‘regla’ a seguir en la tradicional forma de tratar las contradicciones entre los impugnantes, les dio acogida y debate en el mundo de las diferencias.

Fueron muchos los diálogos y esfuerzos regionales que se dieron regados por la geografía nacional sobreponiéndose al temor de las bombas narcotizantes del terror, de la intimidación, de los asesinatos selectivos de dirigentes de todos los colores; muchos esfuerzos hizo el M 19 para no dejar morir las iniciativas por la paz, mencionemos un par de estos: “Pacto por la vida en un acuerdo que abra las compuertas a la participación libre y soberana de todos los componentes de la nacionalidad y que entregue a cada ciudadano la potestad de forjar su propia vida…” en agosto de 1986; “Pacto nacional por un gobierno de paz” presentada en la ‘edición especial’ del diario 5 p.m. y al mismo tiempo convocando a “una Gran Asamblea Nacional Constituyente…” en septiembre del /87; declaración de “paz a la fuerzas armadas, vida de la nación y guerra a la oligarquía” en enero de 1988; posteriormente en mayo de 1988 proponíamos realizar una “cumbre por la salvación nacional”; promovimos un encuentro que se llamó “dialogo de Usaquén” en julio del 88; manifestaciones de ‘tregua unilateral’ en el propósito de motivar los ‘Diálogos Regionales’ y ‘Encuentros Admirables por la Paz en el Cauca’ en noviembre del /88; la confirmación de  una ‘tregua unilateral’ en diciembre de ese mismo año con un mensaje directo: “…Señor Presidente, indique simplemente donde y cuando se inicia la cita con la historia y nosotros acudiremos de inmediato a ella”.

Y así llega el año 89 con sus cabañuelas indicadoras de nuevos tiempos, y enredados en las montañas del ‘Tolima grande’, aparecieron de forma ‘oficial’ las conversaciones entre el Gobierno y el M 19 que desde antes ya eran ‘publicas y de conocimiento popular’ por parte de muchos colombianos, diálogos y conversas que convocaban a varios sectores de la vida política nacional, en especial a quienes también  eran responsables de la violencia intestina que nos azota y desangra, a asumir el camino de la reconciliación.

Para  terminar, quiero hacer una corta referencia a un hecho, a mi modo ver, trascendental, es un asunto propio de aquellos tiempos, sucedió en aquel encuentro público y ‘oficial’ del Gobierno del Presidente Barco y el M 19 con Pizarro cuando se tomó una  decisión trascendental por parte de las partes en contradicción allí presentes, y fue esa decisión la que demostró que para desenredar el nudo gordiano de la confrontación, cada una de las partes reconocía la posición del otro, ayudando así al país a desarmar también los espíritus de la guerra, las dos partes convocaron a: ‘desmovilizar la guerrilla y a construir la democracia plena’, asuntos que despejaron aun más el camino, para ‘entre todos cambiar la historia de Colombia’.

Esta decisión y voluntad juntas, son la esencia y metodología que quisiera poner ahora en la mesa de nuestra historia y momento de construcción de diálogos y pactos, para reclamar de ella su aporte, y en estos nuevos tiempos del siempre esquivo camino en la búsqueda de la paz, es algo que mucho puede contribuir, en particular por la exigencia y reclamo a esos dirigentes que hoy están decidiendo futuros, para que lo ojala hagan con voluntad, dignidad, decoro, humildad e inteligencia.

Necesitamos una decisión trascendental para la paz. ¡Tal vez aquí en este momento es donde se amasa la utopía!

hipólito m.




Compartir este post
Repost0
21 septiembre 2012 5 21 /09 /septiembre /2012 11:46

Quién le teme al caso de Jineth Bedoya

http://www.derechos.org/nizkor/colombia/doc/bedoya7.html


"Donde hay poca justicia, es un peligro tener razón"
Francisco de Quevedo

 

La declaratoria la semana pasada del caso de la periodista Jineth Bedoya Lima como un crimen de lesa humanidad develó como ninguno los intereses y estructuras de la impunidad en Colombia. A pocas horas de conocerse la decisión de una fiscal instructora, desde la propia cúpula de la Fiscalía General de la Nación se emitió un comunicado que ponía en duda la determinación y, el fin de semana, Abelardo De La Espriella, reconocido defensor de paramilitares y parapolíticos, calificó el hecho de "absurdo".

Y no era para menos: en una providencia jurídicamente contundente pero políticamente incorrecta para los tiempos que corren, la fiscal 49 de la Unidad de Derechos Humanos, Bibiana Orozco, estableció que en lo sucedido contra Jineth se ejecutó un plan sistemático del paramilitarismo para acallar a la prensa en Colombia, y de paso excluyó de los beneficios de la ley de Justicia y Paz a los tres sindicados de planear y cometer los vejámenes a los que fue sometida Jineth en mayo de 2000, dos de los cuales, Emiro Pereira Rivero y Alejandro Cárdenas Orozco, fueron reconocidos por la periodista como sus verdugos y violadores. El otro asegurado, Mario Jaimes, fue quien citó a Jineth a la entrevista que en realidad la llevaría a su propio calvario.

Para la fiscal del caso, "lo acontecido no fue un acto aislado o esporádico de violencia", sino que obedeció a un plan "que hundía sus raíces en las mismas tácticas y estrategias de guerra de una organización armada al margen de la ley que profesaba una línea de conducta, una directriz, una política que alentaba, incentivaba o promovía la realización de los ilícitos en contra de la población civil, y en este caso directamente contra Jineth Bedoya Lima bajo esa doble condición: la de miembro de la población civil y la de ejercer su actividad como periodista".

No se trata de la primera vez que un fiscal de derechos humanos hace uso del tipo penal "crímenes contra la humanidad" para calificar los ataques contra la población civil por parte de los paramilitares, pero sí de la primera en que se cumple la jurisprudencia de la Corte Suprema de Justicia de julio de 2007 -la misma que desató la furia del entonces presidente Álvaro Uribe- que consagró el deber del Estado de investigar y sancionar en forma eficaz delitos por cuya gravedad los procesados no pueden ser cobijados por la ley de Justicia y Paz ni beneficiados de amnistías, rebajas o indultos.

Tanto el abogado De La Espriella como la cúpula de la Fiscalía General de la Nación, al igual que un sinnúmero de abogados y victimarios, saben que la resolución de la fiscal 49 podría llevar a que las víctimas de masacres, ejecuciones, violaciones sexuales y otros delitos cometidos por paramilitares puedan reclamar el reconocimiento de la sistematicidad y masividad de los mismos y su carácter de crímenes contra la humanidad.

En este sentido, resulta casi inofensivo declarar como de lesa humanidad delitos que están a punto de prescribir y cuyos victimarios o están muertos o en la más absoluta impunidad o ya "sacrificados" públicamente, de quienes se alega su pertenencia a organizaciones criminales extintas (Cartel de Medellín) -como el caso de Luis Carlos Galán o el de Rodrigo Lara Bonilla.

En cambio, consagrar esa figura para procesos penales en los que las víctimas, como Jineth Bedoya, no sólo están vivas sino activas en su lucha por la verdad y la justicia, y los perpetradores identificados pertenecen a estructuras cobijadas con beneficios jurídicos como los contemplados por la denominada Ley de Justicia y Paz, resulta toda una amenaza para lo que en el país se conoce como "justicia transicional", que no es otra cosa que un sofisticado modelo de ingeniería jurídica en favor de la impunidad con el cual se selló una supuesta paz con el paramilitarismo.

La amenaza es aún mayor cuando se está ad portas de un nuevo "marco jurídico para la paz" que limitaría las expectativas de justicia para las víctimas de las guerrillas en el contexto de los diálogos que están a punto de comenzar, o del "blindaje jurídico" para los militares involucrados en violaciones a los derechos humanos, que hoy se abre paso en el proyecto de reforma al fuero penal militar. No en vano el presidente Juan Manuel Santos aseguró el martes que "es en el seno del Congreso donde se va a decidir dónde se va a trazar el límite entre justicia y paz".

El caso de Jineth Bedoya, colega sometida a los más crueles vejámenes por investigar el tráfico de armas, las desapariciones y homicidios que sucedían al interior de la cárcel para el año 2000 -hechos confesados por alias Don Mario y Pirata en agosto de 2010- se ha convertido así en una peligrosa talanquera contra la impunidad absoluta.

Su lucha, por años solitaria, sigue siendo la de una mujer que, como asegura la fiscal Orozco, "a sus recién cumplidos 26 años sufrió la que se percibe como la más trágica, dolorosamente traumática y amarga experiencia de su vida. Fue víctima de secuestro, fue torturada y violentada sexualmente. Pero ella sigue ahí, como el cedro del Líbano, irreverente, incólume frente al vendaval de los tiempos de su existencia".

 

[Fuente: Por Claudia Julieta Duque, Radio Nizkor, Bogotá, 19sep12]

http://www.derechos.org/nizkor/colombia/doc/bedoya7.html

Compartir este post
Repost0
1 septiembre 2012 6 01 /09 /septiembre /2012 17:08

 

Diapositiva2

 Diapositiva1

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Compartir este post
Repost0
27 agosto 2012 1 27 /08 /agosto /2012 17:54

Por: Caballero Mantilla.

El INPEC, peón del gobierno Santos atropella los derechos humanos de los presos.

En la cárcel de Cúcuta como en las de todo el país, los centros penitenciarios se asemejan a los campos de reclutamiento Nazi: Indignidad y humillación…

inpec.jpg

 Penitenciaria nacional de Cúcuta 24-08-12.

COMUNICADO A LA OPINION PUBLICA EN GENERAL

 Los internos de la cárcel nacional modelo de Cúcuta; ante la grave crisis carcelaria que nos afecta, y ante la poca atención por parte del gobierno central para resolver la crisis que se presenta sobre todo casos como el del hacinamiento, provocada por las inadecuadas políticas y la indiscriminada penalización y criminalización de problemas de atención social que el estado ha dejado de resolver.

 Nos declaramos en huelga de hambre, y desobediencia civil pacífica de carácter indefinido; para reclamar a las autoridades penitenciarias en cabeza general del negado, obtuso e inexperto general Gustavo Adolfo Ricaute y la ministra de justicia Dra. Ruth Stella Correa representante del gobierno nacional, entren a resolver el problema, deshacinando el sobre cupo de más del 300% que conlleva al colapso general y en las garantías constitucionales que tiene la población reclusa del país, por lo anterior demandamos;

 1- Declaramos huelga de hambre y desobediencia civil pacífica a partir de las 00:00horas del día lunes 13-08-12.

 2- Exigimos por parte del gobierno central políticas encaminadas a buscar solución al hacinamiento por vías normativas: despenalizar delitos, reducción de penas, creación de subrogados penales, justicia terapéutica, detención domiciliaria, brazaletes electronicos,etc.

 3- Solución inmediata al problema de salud.

 4- Implementación del 20% de rebaja de pena por el bicentenario.

5- Acercamiento familiar a de los internos a sus lugares de origen.

 6-Solicitamos la presencia de los jueces de ejecución de penas, para que hagan una visita al penal y constaten la dimensión del problema humanitario que nos toca vivir.

 7 -Condenamos y rechazamos las políticas carcelarias que son copiadas del modelo de las cárceles de los estados unidos.

 8-Nuestro rechazo a las declaraciones de la ministra de justicia quien pretende solucionar esta galopante crisis carcelaria en la implementación de mega cárceles ignorando la raíz del problema que es la falta de asistencia social a las necesidades del pueblo.

9-No se recibirá ni un preso más del departamento o cualquier lugar del país.

LOS PRESOS DE COLOMBIA HEMOS PERDIDO LA LIBERTAD PERO CONSERVAMOS NUESTRA DIGNIDAD…

Compartir este post
Repost0

Presentación

  • : El blog de Oiga Hermano, hermana
  • : La historia de Colombia ha sido la del desencuentro entre compatriotas, la del saqueo de las riquezas y la usurpación del poder por parte de la oligarquía. Esto nos ha llevado a vivir en medio de la violencia y la carencia de bienestar para las mayorías... Nos proponemos cambiar profundamente esta realidad. Destacados hombres y mujeres del M-19, junto a vigorosos movimientos sociales han luchado y siguen luchando por conseguir una sociedad justa, democrática y en Paz.
  • Contacto

 

NUESTRO CORAZÓN NO DEJA DE LATIR POR COLOMBIA  

 

MEMORIA

 

“El olvido no es victoria

sobre el mal ni sobre nada

y si es la forma velada

de burlarse de la historia,

para eso está la memoria

que se abre de par en par

en busca de algún lugar

que devuelva lo perdido…”

Mario Benedetti

SIEMPRE PRESENTES

"Nosotros morimos tres veces, la primera en nuestra carne, la segunda en el corazón de aquellos que han sobrevivido, y la tercera en la memoria, la cual es la última tumba."

Rosa Epinayu

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Artículos Recientes

  • La Espada de Bolívar
    Un estropicio de vidrios interrumpió el silencio que invadía la Quinta de Bolívar de Bogotá a las cinco de la tarde del 17 de enero de 1974, cuando ya no quedaban visitantes y el personal del m... Apartes "Sobre el artículo de Patricia Lara algunas anotaciones...
  • "Sueños de Revolución": Un Testimonio de Solidaridad y Compromiso
    L eyendo el libro del Compañero German Chacon Araya "Sueños de Revolución", este nos conduce por senderos de la historia del M-19 y la necesaria Solidaridad entre hermanos del Centro, Sur y Norte de nuestra Ámérica que lo han dado todo para lograr los...

Páginas

Simon Bolivar

               bolivar